Por Arturo Maximiliano

Recientemente se dio a conocer el dato de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros sobre el número de vehículos robados en México en el último año.

El dato que arrojó la estadística de la AMIS es que disminuyó este delito en un 6.4 por ciento, de octubre de 2018 a septiembre de 2019, lo cual es en principio una buena noticia, pero ya que vemos el dato duro, 88 mil carros robados en 12 meses tampoco parecen ser pocos. El tema es que puedes ser tú no sólo víctima de robo, sino de que te quieran vender uno de esos carros robados. ¿Cómo me aseguro de que no sea así?

Las entidades donde más se roban autos son Estado de México, Jalisco, Ciudad de México, Puebla y Guanajuato, siendo en general el miércoles el día en el que estadísticamente más incidencias se registran sobre este delito. Para generarte otro referente del problema, cada hora se roban en nuestro país 10 vehículos asegurados.

Según la AMIS, a septiembre de este 2019 los 10 vehículos más robados fueron: NP300/ PickUp de Nissan, Tsuru de Nissan, Versa de Nissan, Aveo de Chevrolet, Tractocamión Kenworth de Kenworth, Vento de Volkswagen, motocicleta 111-250 de Italika, Sentra de Nissan, Jetta y Clásico de Volkswagen, y la CRV de Honda.

Pero el problema no se acaba con el robo de los vehículos, sino que puede seguir con la venta de éstos aquí mismo en nuestro país, a personas que piensan que están comprando un auto usado que tiene toda su documentación en regla. Hay que prevenir esta situación toda vez que puede meternos en un problema tan grave como haberlo robado.

Verifica que no sea robado. Es indispensable y diría que hasta obligatorio hacer la consulta del auto usado que queremos comprar en el Registro Público Vehícular (REPUVE), donde podrás verificar que no tenga reporte de robado, al margen que pudieras también ver reportes de accidentes de la unidad.

¿Qué necesito? Para verificar en el REPUVE necesitas tener a la mano número de placa, número de identificación vehicular, compuesto por 17 dígitos en lo que parece un código de barras extendido y el cuál está en vehículos modelo 1981 en adelante, así como el número de constancia de inscripción o folio.

No saber no equivale a inocencia. De acuerdo con la ley vigente, no sólo el que roba un auto está cometiendo un delito, sino también quien compra un auto robado, aunque éste no lo sepa. Quizá te parezca injusto, pero para no entrar en esas discusiones te recomiendo que, cuando compres un vehículo usado, no dejes jamás de hacer la verifición en el REPUVE, la imprimas y la guardes con los demás documentos de compra.

Otros datos útiles que te puede dar el REPUVE. Este registro te muestra también el origen de procedencia del vehículo, marca, planta ensambladora, tipo de motor, color original, entre otros datos. Si el color del carro que te venden no es el mismo que el original, pudiera ser un indicador de que pudo haber tenido un accidente, registrado o no en el mismo REPUVE, por lo que se sugiere una revisión por un experto en hojalatería antes de comprar el vehículo.

www.pesosycentavos.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 15 de diciembre de 2019 No.1275