Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos”. (Papa Francisco)

Desde el Concilio Vaticano II la Iglesia ha experimentado de manera cada vez más intensa la necesidad y la belleza de caminar juntos. Este caminar juntos es hoy una necesidad y urgencia ante la contingencia sanitaria que vivimos. Bajo este espíritu de sinodalidad, queremos compartir la campaña de emergencia “La Caridad no se acaba” frente a la contingencia sanitaria del coronavirus que tiene como objetivo:

Llevar ayuda humanitaria de manera organizada a las personas más vulnerables, afectadas por la emergencia del Covit-19, de una manera segura, tanto para el afectado como para el voluntario.

Cáritas Diocesana cuenta con una experiencia de 22 años como I.A.P. con credibilidad y transparencia, además ha actuado siempre ante otras emergencias, de las cuales ha implementado Centros de Acopio Decanales y Brigadas ante la Emergencia Parroquiales.

Las principales líneas de acción que proponemos en esta campaña son:

Trabajar de manera decanal en cuanto a planeación, organización y de manera parroquial en cuanto a ejecución.

Organizar en cada Parroquia un Comité para la Emergencia integrado por: Párroco y Vicarios, Moderador de Consejo, Coordinador Parroquial de Pastoral Social y Cáritas y Coordinador Parroquial de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes.

Hacer de cada Parroquia un Centro de Acopio y Distribución de kits de alimentos, higiene personal y limpieza para las familias más vulnerables, previamente identificadas ante esta contingencia.

Formar Brigadas Parroquiales ante la Emergencia buscando el protagonismo de los jóvenes y aprovechando la formación que nos ofrece Cáritas Diocesana.

Tener en cuenta que Cáritas por ser una institución de asistencia privada, donataria autorizada, puede realizar la vinculación y sinergia con otras instituciones de prestigio y experiencia como es el Banco de Alimentos de Querétaro (ALVIDA). La manera de donar será mediante la cuenta de Cáritas Emergencias:

Cáritas de Querétaro I.A.P.

Cuenta Banorte: 0260507240

CLABE: 072 680 002605072407

Que este tiempo sea para toda una oportunidad para poder experimentar el rostro misericordioso de Dios, conscientes que el Señor se vale de nosotros para ser instrumento de su bendición. “Puede callar el rumor público, pero no el hambre” (S. Bernardo).

Gracias por su testimonio y generosidad.

En el Señor Jesús,

En la sede episcopal de Santiago de Querétaro, Qro., a 02 de abril de 2020.

+ Mario de Gasperín Gasperín

Obispo Emérito de Querétaro y Administrador Diocesano de Querétaro