¿No estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra?
¿No soy yo tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo?
Nican Mopohua

La Presidencia del CELAM unida a los Obispos de México, en medio de esta Pandemia que vivimos, queremos alabar al Señor Jesús por el regalo de su Madre Santísima, Nuestra Señora de Guadalupe, Madre de Dios y Madre de la Iglesia en América Latina y El Caribe, primera discípula y gran misionera de nuestros pueblos. A ella recurrimos confiados para que interceda por nosotros (Cfr. DA 25 y PGP 163).

El momento presente exige de nosotros como pastores, ver y escuchar las aflicciones de nuestros pueblos, generando esperanza y dirigiendo la mirada a nuestra Madre del cielo. Por tal motivo, con esperanza cristiana, anunciamos que el día en que celebraremos el Domingo de Resurrección, 12 de abril a las 12:00 hrs (Hora de México), desde la Basílica Nacional de México, haremos un ACTO DE CONSAGRACIÓN DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE A NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, EMPERATRIZ DE AMÉRICA, para pedirle la salud y el fin de la Pandemia, poniéndonos bajo su mirada amorosa en estos momentos difíciles, en los que ella puede abrirnos las puertas de la esperanza (Cfr. PGP 191).

Invitamos a todos los países de América Latina y El Caribe a participar a través de las plataformas digitales y de otros medios de comunicación, de tal manera que a las 12:00 hrs (Hora de México), en las Catedrales y templos parroquiales de América Latina y El Caribe, se toquen 12 campanadas que marcarán el comienzo del Santo Rosario Misionero ofrecido por la salud de las personas de los cinco continentes; continuaremos con la celebración de la Santa Misa de Resurrección, culminando con el Acto de Consagración a Nuestra Madre (con la oración propuesta por el CELAM) presentándole una ofrenda floral, en el mismo lugar donde el Papa Francisco en febrero de 2016 oró en silencio, pidiendo a la Virgen de Guadalupe por el mundo entero.

Confiamos que, al contemplar a la Madre del verdadero Dios por quien se vive, fortalezcamos nuestra fe, alentemos nuestra esperanza y nos comprometamos con amor solidario, especialmente con quienes hoy experimentan enfermedad, dolor, pobreza, soledad, temor e inquietud.

Mons. Miguel Cabrejos Vidarte,O.F.M.
Arzobispo de Trujillo, Perú
Presidente del CELAM

Mons. Juan Carlos Cárdenas Toro
Obispo Auxiliar de Cali
Secretario General

31 de marzo del 2020