Por Vladimir Alcántara Flores / Desde la Fe

La Parroquia de la Sagrada Familia, en la colonia Portales de la Ciudad de México, es la impulsora de la campaña Rosarios de Esperanza, en la que se pide a los fieles que cada día recen el Rosario por los médicos, enfermeras, enfermos agonizantes y personal sanitario.

El sacerdote que está detrás de la campaña es el padre Andrés Esteban López, de la Sagrada Familia, quien grabó un video con otros sacerdotes y con el médico Carlos Suárez afuera del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el principal centro médico en México que atiende a los enfermos de COVID-19.

En el video invitan a los fieles a “adoptar a un enfermo o médico” y a rezar el Rosario a diario por ellos.

¿Cómo surgió la campaña?

La campaña inició cuando una feligresa de la Parroquia de la Sagrada Familia enfermó de COVID-19 y pidió al padre Andrés Esteban López que la fuera a confesar, explicó el sacerdote en entrevista.

La feligresa logró recuperarse, pero a este sacerdote le asaltó una preocupación por las personas que están en estado muy grave en los hospitales, y que debido a las medidas de aislamiento no tenían quién las acompañara en la recta final de su vida.

El padre buscó una manera para atender esta problemática, además de acompañar espiritualmente a los médicos y enfermeros.

Muchos médicos están sufriendo realmente, tienen miedo; pero ellos no tienen más opción que estar ahí, y la gran mayoría son verdaderamente valientes, porque aún a riesgo de contagio, han decidido quedarse a bordo del barco”.

Que la Virgen llegue a los lugares que nosotros no podemos

Al no poder ingresar al hospital por las medidas de precaución que han tomado las autoridades sanitarias, se le ocurrió la idea de organizar la campaña Rosarios de Esperanza, para que la Virgen “entre a donde nosotros no podemos entrar, y consuele a quienes están sufriendo”.

Y es que el padre Andrés Esteban recordó una reciente Catequesis sobre la Virgen María, en la que habló sobre los pastorcitos videntes de Fátima, Jacinta y Francisco, quienes murieron de complicaciones derivadas de la gripe española que se desató entre los años 1917 y 1920, una enfermedad respiratoria como lo es COVID-19.

“Jacinta, ya enferma, visitó a Lucía -la otra pastorcita vidente-, y le dijo que moriría sola en un hospital de Lisboa al que sería llevada; Lucía le respondió que no moriría sola, que la Madre del Cielo la visitaría en aquel hospital”.

Fue así que surgió la idea de los Rosarios de Esperanza, en la que ya participan varios sacerdotes, adoptando a un enfermo o a un médico, y pidiendo a la Madre del Cielo, mediante el rezo de un Rosario, que los ayude. “La idea es que la gente se sume a esta campaña, y cada vez se recen más Rosarios para pedir a la Virgen su auxilio”.

Así se pueden rezar los Rosario de Esperanza, frente al COVID-19

Esta es la propuesta de Rosarios de Esperanza, los fieles pueden realizarlo desde el lugar donde se encuentren:

  • Primer corona completa. Misterios Gozosos: por un doctor o doctora.
  • Segunda corona completa. Misterios Luminoso: por un enfermero o una enfermera.
  • Tercer corona completa. Misterios Dolorosos: por un agonizante, hombre o mujer.
  • Cuarta corona completa. Misterios Gloriosos: por un miembro del personal de vigilancia y limpieza, hombre o mujer.

Artículo original publicado en Desde le fe