Redacción

Este año la celebración del Día del Niño tuvo un sabor diferente en todo el mundo. Los niños y niñas, acostumbrados a tener un festejo divertido con amigos, compañeros de escuela y familiares, vivieron algo más sencillo en casa.

La Iglesia tampoco dejó pasar tan importante momento al transmitir el Festival del Día del Niño. La fe desde casa, organizado por la Arquidiócesis Primada de México, en el que se propuso sembrar en la niñez “la alegría, el entusiasmo y la transparencia”.

El cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, al finalizar el festival, que se transmitió por las redes sociales de la Arquidiócesis y de la revista Desde la fe, manifestó su alegría porque en medio de la pandemia podemos “seguir encontrándonos, poniendo lo mejor de nosotros y, sobre todo, en esta ocasión en la que estamos celebrando a quien debe tener siempre nuestra atención y cuidado: la niñez”.

Durante la transmisión la audiencia pudo conocer al pequeño Rafael, de 10 años, quien fue el ganador del concurso convocado por la revista Desde la fe, titulado ¿Cómo vives tu fe en casa?

Rafael y el cardenal Aguiar Retes tuvieron un encuentro virtual por más de una hora, en el que este último le pudo contar que el principal motivo por el cual se había convertido en sacerdote, era porque su abuelita siempre lo llevaba a la iglesia, al rezo del Rosario y a la bendición con el Santísimo.

Y también recordó que fue acólito en dos templos en Tepic, Nayarit, en donde le tocaba llevar el incensario, y eso le permitió ver la vida de los sacerdotes, lo que le ayudó a tomar una decisión sobre su futuro. Así, a los 11 años entró al Seminario Menor.

Además, Rafa y todos los niños y niñas presentes supieron que el cardenal, cuando era pequeño, jugaba al futbol y tenía muchos amigos; que su color favorito es el azul marino del mar y el azul celeste del cielo, por ello goza de ver los atardeceres desde el mar, “porque así puedo apreciar la grandeza de Dios”.

El festival, conducido por Andrea Legarreta y el padre Guillermo Mendoza, destacó la importancia de la fe entre los niños para enfrentar estos momentos en que el coronavirus ha cambiado su vida cotidiana.

En la emisión intervinieron distintos miembros de la Arquidiócesis Primada de México, que explicaron a los niños la importancia de la fe. El padre Andrés Esteban López, creador de la iniciativa Rosarios de Esperanza, los convocó a participar en su proyecto, que consiste en adoptar a un médico o a un enfermo para orar por él durante la emergencia sanitaria.

El padre Benito Torres les mostró su proyecto Saciando al pobre, brindando sonrisas de esperanza, a través del cual instauró un comedor en el barrio de La Merced para atender a más de 400 personas en situación de calle.

Finalmente, monseñor Héctor Mario Pérez, obispo auxiliar, les habló sobre las Misas que se celebran en línea, y la importancia de que participen en familia en este tiempo que no se puede acudir físicamente a la iglesia.

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 10 de mayo de 2020. No. 1296