Redacción

Que los fieles no estén participando de forma presencial de los sacramentos, eso no significa que no puedan obtener de otra manera la gracia, así lo hace saber José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, al recordar la importancia de mantener una fe viva, en su homilía del pasado 26 de abril.

“La gracia de Dios no está supeditada a los sacramentos, la podemos obtener también de forma espiritual, por eso el Papa nos invita a que comulguemos espiritualmente los que no pueden acercarse sacramentalmente a recibir la comunión.

La gracia de Dios también se obtiene por el servicio de la caridad, por la atención a los hermanos; la gracia no está encerrada, por así decir, o sujeta a recibir o no el sacramento. La gracia se nos ofrece cuando hay una disposición interior, una fe viva, y sobre todo una comprensión de la situación que estamos viviendo.

La fe no se arrebata, es un regalo de Dios

El cardenal se mostró preocupado por las creencias de algunos fieles en las supuestas malas intenciones sobre la emergencia del coronavirus: “Muchas personas insisten en que tengamos cuidado los católicos, que hay intenciones oscuras, que nos quieren quitar el culto, que nos quieren quitar la práctica de nuestra fe. Si hubiera personas que tuvieran esas intenciones, no nos van a quitar nuestra fe. No nos la pueden arrebatar. La fe nos viene de Dios, es un regalo de Dios y eso no nos lo puede quitar nadie. Pero, a ver, esas personas que dicen que existen esas oscuras intenciones, ¿qué pensamos de las escuelas cerradas?, ¿qué pensamos de los estadios cerrados?, ¿qué vamos a decir de los centros vacacionales solos y cerrados?, ¿cuál es la oscura intención de cerrar todos esos espacios? No nos perdamos en eso. Que nuestra fe se haga viva en la presencia real del Señor Resucitado, en la fracción del pan en la Eucaristía, que nuestro compromiso sea llevar por la caridad y el amor el pan a nuestros hermanos y hermanas más necesitados”.

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 3 de mayo de 2020. No. 1295