Así recuerda Antonia Salzano a su hijo Carlo Acutis: “Era un experto en las computadoras. Leía textos de ingeniería informática y dejaba a todos estupefactos. Pero este don lo ponía al servicio del voluntariado y lo utilizaba para ayudar a sus amigos. Su gran generosidad lo hacía interesarse en todos: los extranjeros, los discapacitados, los niños, los mendigos… Estar cerca de Carlo era estar cerca de una fuente de agua fresca”.

Durante la causa de beatificación del quinceañero Carlo, se realizaron análisis, por parte de técnicos informáticos, de su computadora para comprobar los sitios de internet que el adolescente había visitado. Así se descubrió que empleó la computadora exclusivamente para cosas buenas, en especial para extender y fortalecer la fe en Cristo.

No fue por encargo sino por iniciativa suya que preparó material para catequistas, lo mismo que su estupendo trabajo sobre los milagros eucarísticos, que se puede consultar actualmente en 17 idiomas en www.miracolieucaristici.org pero para conocer más de la santidad de Carlo, qué mejor que mirar algunas de las cosas que dijo o escribió en diversos momentos de su corta pero santa vida:

  • “Estar siempre unido a Jesús, ese es mi proyecto de vida”.
  • “¡Cuantas más Eucaristías recibamos, más nos pareceremos a Jesús, y ya en esta Tierra disfrutaremos del Paraíso!”.
  • Sobre la Consagración: “¿Quién más que un Dios que se ofrece a Dios puede interceder por nosotros?”.
  • “Muchas personas no entienden realmente el valor de la Santa Misa porque si se dieran cuenta de la gran fortuna que el Señor nos ha dado, entregándose a sí mismo como nuestra Comida y Bebida en la Sagrada Hostia, iría a la iglesia todos los días para participar en los frutos de su Sacrificio, y renunciaría a muchas cosas superfluas”.
  • “Si las almas realmente corren el riesgo de dañarse a sí mismas, como de hecho muchos santos han testificado y las apariciones de Fátima han confirmado, me pregunto por qué hoy casi nunca hablamos del Infierno”.
  • “Nuestra meta debe ser el infinito, no el finito. El Infinito es nuestra Patria. Desde siempre el Cielo nos espera”.

TEMA DE LA SEMANA: ¿HAY EDAD PARA SER SANTOS?

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 21 de junio de 2020. No. 1302