Justo antes de su Ascensión, Jesús anunció a sus discípulos: “Cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenará de fortaleza y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la Tierra”.

Efectivamente así sucedió. Y, empezando por Jerusalén y sus alrededores, la misión fue muy exitosa, tanto que entre los judíos que se negaron a aceptar a Jesús resucitado como su Salvador y su Señor, se gestó la persecución religiosa a fin de exterminar el cristianismo, y Dios permitió aquello porque así el Evangelio fue llevado a territorios cada vez más lejanos.

¿A qué lugares concretos encaminó el Espíritu Santo a los doce Apóstoles, ya con san Matías sustituyendo a Judas Iscariote (ver Hechos de los Apóstoles 1, 15-26)? Esto es lo que se sabe de cada uno de ellos, de acuerdo con la Tradición y diversas fuentes:

SAN PEDRO

  • Evangelizó del año 33 al 42 en Jerusalén y Palestina.
  • Luego Antioquía y Nápoles.
  • En el 42 llegó a Roma, donde fue obispo por 25 años.
  • Viajó a Éfeso para acompañar a la Virgen María a la hora de su muerte.
  • Antes de regresar a Roma visitó Jerusalén.
  • Finalmente en Roma, hacia el año 69 (otros creen que en el 67), durante la persecución de Nerón contra los cristianos, fue sentenciado a morir en una cruz. Él, considerándose indigno de morir de igual modo que su Señor, pidió y se le concedió ser crucificado cabeza abajo. Tenía 99 años de edad.

SAN ANDRÉS

  • Misionó en la península de los Balcanes: Bitinia (Turquía), Ponto (Turquía) y Escitia (Ucrania y sur de Rusia).
  • Luego en Constantinopla y Grecia.
  • Viajó a Etiopía a auxiliar a san Mateo, y finalmente regresó a Grecia. En este último lugar, concretamente en la ciudad de Patras de Acaya, se le apresó durante la persecución de Nerón, y murió ahí, clavado en una cruz en forma de X (de ahí el nombre de «cruz de San Andrés»).

SAN JUAN

  • Evangelizó en Samaria y Asia Menor, y fue obispo de Éfeso.
  • Estuvo en Roma, donde fue martirizado: lo echaron, para matarlo, en una caldera de aceite hirviendo, pero resulto milagrosamente ileso; entonces se le desterró a la isla de Patmos, donde escribió el Apocalipsis.
  • Más tarde se le permitió regresar a su sede episcopal de Éfeso. Fue el único de los Doce que murió de muerte natural, lo que ocurrió hacia el año 100.

SANTIAGO, HIJO DE ZEBEDEO

  • De Jerusalén viajó a través de las islas griegas y Sicilia hasta España.
  • También evangelizó en Marsella y un poco en Roma.
  • Retornó a trabajar a Jerusalén, donde fue mandado ejecutar a filo de la espada por Herodes en el año 42, convirtiéndose en el primer mártir entre los Doce (ver Hechos de los Apóstoles 12, 1ss).

SANTIAGO, HIJO DE ALFEO

  • Tuvo a su cargo la evangelización y cuidado pastoral de Jerusalén y sus alrededores.
  • En el año 62 murió tras ser arrojado desde el pináculo del templo judío.

SAN JUDAS TADEO

  • Evangelizó en la Armenia persa.
  • Más tarde en Mesopotamia.
  • Su última misión la realizó en la ciudad de Babilonia. Ahí evangelizó junto con san Simón, y junto con él padeció el martirio ante una turba de paganos porque los dos Apóstoles se negaron a adorar a los ídolos. A san Judas Tadeo le partieron la cabeza con un hacha.

SAN SIMÓN

  • Estuvo en Escitia (Ucrania y sur de Rusia).
  • Más tarde en Edesa (norte de Mesopotamia)
  • Luego misionó en Persia.
  • Finalmente, Babilonia. Junto con Judas Tadeo, padeció el martirio. San Simón murió cortado por la mitad con un serrucho.

SAN MATEO

  • Evangelizó Etiopía por 25 años. Ahí convirtió a muchos, incluyendo al rey y su familia; entonces la hija del rey quiso consagrar su virginidad a Dios; pero el tío, como deseaba casarse con ella, hizo matar al Apóstol traspasándolo con una lanza mientras éste celebraba la santa Misa.

SAN FELIPE

  • Evangelizó tanto en Grecia como en Siria.
  • Ayudado por sus dos hijas, que tenían el don de profecía, misionó en Frigia (Asia Menor). En esa nación los sacerdotes paganos de la ciudad de Hierápolis lo azotaron y crucificaron. Querían quitarlo de la cruz mientras estaba aún vivo, pero él les rogó que lo dejaran morir como su Señor, y entonces lo apedrearon en la cruz.

SAN BARTOLOMÉ

  • Predicó primero en la India, pero también llegó a Japón.
  • Luego estuvo en Arabia y Abisinia.
  • Armenia fue su último lugar de misión; ahí logró la conversión del rey Polimio. Pero un monarca vecino y hermano de Polimio, rabioso por la conversión de su pariente, aprehendió a Bartolomé, lo hizo atar a un árbol donde se le azotó, y se le hizo morir despellejado.

SANTO TOMÁS

  • Predicó en Egipto, Arabia, Mesopotamia, norte de China, sur de Rusia, en el Tíbet e incluso llegó a Japón.
  • Recibió en visiones la orden de ir a la India.
  • Luego de ir a Éfeso por la muerte de la Virgen María, pasó a Palestina, Italia, un trozo de Alemania, Suiza, un poco de Francia, Etiopía y Abisinia.
  • Al parecer murió a lanzazos, teniendo entonces una muy avanzada edad.

SAN MATÍAS

  • Evangelizó en Jerusalén y Judea.
  • También misionó en Etiopía.
  • De regreso en Judea, murió mártir decapitado con un hacha.

Jesús preguntó a los Apóstoles: “‘¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?’. ‘Podemos’, le respondieron. ‘Está bien’, les dijo Jesús, ‘ustedes beberán mi cáliz’” (Mt 20, 22-23). Ese cáliz era el martirio, y todos lo bebieron. Sin embargo, ninguno de ellos lo habría logrado sin la fuerza del Paráclito, el Espíritu Santo.

TEMA DE LA SEMANA: EL ESPÍRITU SANTO Y LOS ORÍGENES DE LA MISIÓN

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 31 de mayo de 2020. No. 1299