Con la publicación de su carta apostólica Patris corde, con motivo del 150 aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia Universal”, firmada el 8 de diciembre de 2020, Francisco también emitió un decreto.

El decreto establece que, desde el 8 de diciembre de 2020, “hasta el 8 de diciembre de 2021, se celebre un Año especial de San José, en el que cada fiel, siguiendo su ejemplo, pueda fortalecer diariamente su vida de fe en el pleno cumplimiento de la voluntad de Dios”.

Y agrega: “De gran beneficio para la perfecta consecución del fin que se persigue será el don de las Indulgencias que la Penitenciaría Apostólica, por medio del presente decreto emitido de acuerdo con la voluntad del Papa Francisco, concede benévolamente durante el Año de San José.

“La indulgencia plenaria se concede en las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Santo Padre) a los fieles que, con espíritu desprendido de cualquier pecado, participen en el Año de San José en las ocasiones y en el modo indicado por esta Penitenciaría Apostólica”.

Por tanto, “con el fin de reafirmar la universalidad del patrocinio de la Iglesia por parte de san José, además de las ocasiones mencionadas, la Penitenciaría Apostólica concede una indulgencia plenaria a los fieles que recen cualquier oración o acto de piedad legítimamente aprobado en honor de san José, por ejemplo ‘A ti, oh bienaventurado José’, especialmente:

  • el 19 de marzo.
  • el 1 de mayo,
  • fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José,
  • el domingo de san José (según la tradición bizantina),
  • el 19 de cada mes
  • y cada miércoles, día dedicado a la memoria del Santo”.

TEMA DE LA SEMANA: “IMITAR A SAN JOSÉ LLEVA A LA SANTIDAD DE LA VIDA COTIDIANA”

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 7 de marzo de 2021 No. 1339<