La comunidad Encuentro Católico de Novios continúa trabajando en pro del noviazgo y el matrimonio, valiéndose de las distintas herramientas digitales para seguir brindando atención en este importante discernimiento. Norma y Eduardo, matrimonio queretano al frente de esta comunidad, nos hablan de su misión y los frutos de esta labor.

Por Rubicela Muñiz

Norma, Eduardo, cuéntenos de su labor como laicos con aquellas parejas de novios que buscan complementarse y en un futuro formar una familia.

▶ Cuando nosotros vivimos nuestro retiro de novios en la experiencia del fin de semana que ofrece el Encuentro Católico de Novios, experimentamos grandes bondades para nuestra relación, que redundadaron en nuestro matrimonio; por ejemplo, ahí pudimos trazar qué valores queriamos para nuestro futuro matrimonio, claro eso sólo después de que descubrimos las fortalezas y las debilidades de nuestra relación y como cereza del pastel, descubrimos cómo es que el Sacramento del Matrimonio es como una pequeña replica del amor de Dios.

Así, sabiendo que la forma más efectiva de sostenernos como seguidores de Cristo es a través de la comunidad, decidimos ser parte activa de nuestra iglesia, en el Encuentro Católico de Novios y llevar a otras parejas la oportunidad de reflexionar y decidir de manera consciente sobre el Sacramento del Matrimonio. En esencia, participamos con otras parejas en estos retiros para los novios, formamos comunidades de estos novios que se van casando para acompañarles a fortalecer su decisión de amar todos los días.

¿Cómo cambió la pandemia su forma de trabajar en esta misión pastoral?

▶ Evidentemente al tener un estilo de vida en comunidad, la pandemia impactó los momentos de encuentro personal, por lo que se realizaron ajustes para que la unidad en nuestra comunidad se preserve aún en la distancia física.

De esta manera, continuamos con nuestras reuniones mesuales de comunidad, ahora través de los medios digitales. Pues justamente esas reuniones son las que apuntalan a los novios o matrimonios nacientes a hacer efectiva la decisón de amar cada día y para no recarganos en lo virtual, reforzamos con llamadas telefónicas que nos permitan llegar a lo personal.

El fin de semana para los novios, igual lo estamos realizando en modalidad virtual, con los ajustes necesarios en la logistica para que el mensaje original se mantenga. La Hora Santa la cambiamos por Rosario trasmitido en Facebook y así en general, migramos casi todas nuestras actividades a lo virtual donde cada pareja de coordinadores o cada pareja cabeza de un servicio en particular, tiene la misión de estar muy cerca de las otras parejas, para juntos, ir resolviendo lo que en general nos trajo la pandemia a nuestras vidas y a nuestros noviazgos o matrimonios.

Otro de los objetivos es acompañar a las parejas, una vez que se casan, por un cierto periodo de tiempo, ¿con esto que estamos viviendo lo han podido hacer?

▶ Podriamos decir que hemos buscado los cómo sí hacerlo. Hemos trabajado con talleres para que las parejas aborden sus experiencias en la pandemia; se ha reforzado el seguimiento a las parejas a través de sus coordinadores; hemos realizado eventos “sociales”, aun en modalidad virtual, como reuniones donde todos compartimos; o tardes de café para la pareja, donde promovemos el diálogo profundo.

Su misión ha dado frutos y han sido seleccionados para ser parte de la docuserie Ya no somos dos que pronto estará disponible en la plataforma FamFlix, ¿cómo es que se integran a este proyecto?

▶ Bueno, el proyecto FamFlix surgió de un acercamiento de la producción con el equipo internacional, platicaron con M.I Sr. Cango. Luis Alejandro Monroy López (Asesor Internacional del Encuentro Católico de Novios y Párroco de la Parroquia de la Asunción – Sagrario Metropolitano, Catedral de CDMX), la propuesta fue directa y contundente: Realizar una serie testimonial para promover el Sacramento del Matrimonio.

Hay dos perspectivas, una, las parejas que lo vivieron de cerca, que fueron elegidas para participar en la serie, sólo fueron siete y Querétaro tuvo la dicha de tener dos. Las siete son parejas que regalaron su testimonio de vida y brillan para que las parejas que puedan ver la serie se enamoren del movimiento y, más aún, promueven el Sacramento del Matrimonio. Y por otro lado, los que integramos el movimiento, nos sentimos orgullosos y afortunados de ser parte de esta misión que Dios nos regaló y bueno, mejor véanla, solo les adelanto que es testimonio de vida en esencia.

Finalmente, cuéntenos de sus planes para seguir trabajando en el plan de Dios.

▶ Nuestro plan es el mismo, ser una comunidad en movimiento, encaminada a una unidad que nos lleve a la fraternidad.

 

  • Búscalos en las redes como: Encuentro Católico de Novios Querétaro
  • Estreno de la serie documental Ya no somos dos en la plataforma famflix.mx

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 4 de abril de 2021 No. 1343