“El tema de las vacunas nos impele porque en momentos de angustia, enfermedad y muerte como los que vivimos, la Iglesia siempre está llamada por Cristo a promover salud, sanación y salvación”, con estas palabras de Augusto Zampini en un vídeo grabado desde Roma, arrancaba la XX edición de los jueves de Religión Digital. “Si las vacunas son luz, han de serlo para todos”, agregó el secretario adjunto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Bajo el lema ‘Vacunas para todos’, porque ‘sólo nos salvamos juntos’, el debate contó también con la participación de José Bono, ex presidente del Congreso de los Diputados;  Martín Iriberri, director de la ONG jesuita AlboanInma Álvarez, editora de Aleteia en español; Núria Pagespetit, fundadora de Insoláfrica y directora de hospital en Etiopía; y el misionero en Brasil Luis Miguel Modino.

Vacunas y desarrollo humano integral

Para aclarar cuál es la aportación específica de la Iglesia frente a la vacuna, Zampini explicó la complejidad que encierra el ciclo de vacunación, estrechamente vinculado con el desarrollo humano integral. “Nosotros tratamos el tema desde la investigación, que implica bioética y moral; desde las finanzas, quién financia el desarrollo de las vacunas: si la financiación es pública, hablamos de un bien público y por tanto ha de contribuir al bien común; también abordamos el tema de la producción y distribución”, desglosó el representante de la Santa Sede.

“La distribución e implementación de la vacuna no es solo una cuestión técnica. La gente no se va a vacunar si no tiene confianza. En este sentido, las instituciones religiosas podemos aportar mucho en este ciclo vital de la vacuna, despejando dudas y aportando cosas concretas”, añadió.

Puede leer en este enlace la síntesis completa de la XX edición de los jueves de Religión Digital.

En la foto el Padre Augusto Zampini, secretario adjunto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.