Por Isabella H. de Carvalho, I.Media

El Papa Francisco lamentó los cuatro millones de muertos y los problemas socioeconómicos causados por la “terrible plaga” de la pandemia del COVID-19, en una audiencia con la Red Internacional de Legisladores Católicos, el 27 de agosto de 2021.

“La pandemia del COVID-19 sigue su curso, ciertamente hemos hecho progresos significativos en la creación y distribución de vacunas eficaces, pero todavía tenemos mucho trabajo que hacer”, dijo el Papa.

Destacó el importante papel de los legisladores católicos en este tiempo de crisis y les animó a “abordar las causas profundas que la crisis ha revelado y amplificado” y a apoyar “la renovación integral de sus comunidades y de la sociedad en su conjunto.”

El Papa también advirtió ante el peligro de un desarrollo tecnológico y científico incontrolado que podría amenazar la dignidad humana.

Como ejemplos, citó los ataques cibernéticos contra las estructuras sanitarias, la información falsa difundida en las redes sociales y la pornografía infantil.

Pidió a los legisladores que se dejen guiar por el sentido de la responsabilidad social y promuevan el desarrollo humano integral y la paz.

La Red Internacional de Legisladores Católicos es una asociación fundada en 2010 que reúne a funcionarios electos católicos y cristianos de todo el mundo para la educación, el desarrollo de la fe y la creación de redes. Celebra una conferencia anual de cuatro días en Roma que concluye con la audiencia privada con el Papa.

Artículos I. Media

Foto: Vatican City,JUNE 30, 2021: Pope Francis meets with attendees at the end of the weekly general audience at San Damaso courtyard in The Vatican. AMPAJ3021