“El temor de la tercera ola de COVID-19 es el comienzo de la sabiduría, la tasa de contagio está aumentando de nuevo. Debemos hacer todo lo necesario para evitar ser contagiados”, ha dicho Mary Ashibi Gonsum, presidenta de la Organización de Mujeres Católicas de Nigeria (CWON),

“Tenemos que estar en contacto permanente con nuestros líderes a nivel de diócesis, decanatos y parroquias para asegurarnos de que sensibilizan a sus miembros sobre la tercera oleada del virus y la necesidad de mantenerse a salvo”, añade al explicar los motivos por los que ha decidido movilizar a las líderes de su organización para ayudar a las autoridades a contener la tercera oleada del COVID-19 en el país.

Se trata de una ayuda importante, ya que el CWON está presente en nueve provincias y cincuenta y cinco diócesis de Nigeria.

“Las directrices son sencillas, esperamos que nuestros miembros sigan usando mascarillas, se laven las manos, usen desinfectantes, mantengan las distancias sociales, no sólo durante las reuniones sino dondequiera que estén en cualquier momento. Deben asegurarse de que sus familias hagan lo mismo”, ha dicho la Sra. Gonsum.

“Por tanto, los presidentes nacionales, provinciales y diocesanos deben movilizarse para sensibilizar y convencer a la gente, especialmente en las parroquias, de que mantengan los protocolos de Covid-19 y otras intervenciones de salud pública, como la educación sobre el riesgo de infección, presentarse a las pruebas cuando sea necesario y aceptar la vacunación”, ha afirmado la Sra. Gonsum.

Refiriéndose a los temores de quienes no quieren vacunarse y a las preguntas legítimas sobre la eficacia y la seguridad de la vacuna, la presidenta del CWON ha aconsejado a las mujeres que tengan cuidado con la desinformación buscando en cambio información objetiva y apresurándose a recibir la vacuna.

Por último, ha rezado por la recuperación de los afectados por el virus, así como por los trabajadores sanitarios y otros profesionales que están en primera línea de la batalla contra el virus. Recordando a las mujeres que Dios no abandona a sus hijos, Gonsum ha dicho: “Creemos que Dios es nuestro salvador y que nunca falla. Confío en que viviremos y veremos la bondad del Señor al final de esta pandemia”.

Hasta la fecha, Nigeria ha registrado 174.315 casos de COVID-19, según las estadísticas oficiales; 165.005 han sido dados de alta, con 2.149 muertes. Según el Centro de Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC), el domingo 1 de agosto se registraron hasta 407 casos, mientras los médicos reanudaban su huelga nacional indefinida. Mientras tanto, 4,8 millones de dosis de la vacuna Moderna, donada por el gobierno estadounidense, están de camino al país.

Fuente: Las mujeres católicas se movilizan para contener la tercera ola de Covid-19 y promover la vacunación – Fides