Con motivo de la marcha nacional a favor de la mujer y de la vida humana que se sostendrá este  domingo 3 de octubre en muchas ciudades del País, los Obispos de México queremos ofrecer la siguientes líneas de orientación:

1. Celebramos y felicitamos a todas las personas de buena voluntad que han decidido participar en la marcha. Animamos a quienes aún no lo han hecho para que se sumen proféticamente a esta expresión de amor a la mujer y a la vida.

2. Se trata de una marcha ciudadana, abierta a todas las expresiones religiosas, sin ningún tipo de relación o vinculación político-partidista, que se lleva a cabo en ejercicio de las libertades de expresión y manifestación respetuosa.

3. El espíritu que ha de animar a los participantes es el de la “cultura del encuentro”, promovida por el Santo Padre Francisco, basada en el amor, en el diálogo y que exige un comportamiento intachable, pacífico, respetuoso y libre de cualquier forma de violencia (a personas, instituciones o patrimonio público).

4. Frente al falso dilema de descartar a la vida humana para proteger a la mujer, la marcha resaltará la defensa a la dignidad de la mujer y promoverá un compromiso común para buscar soluciones creativas a los diversos problemas que enfrenta en múltiples ámbitos, particularmente para aquellas víctimas de violencia, explotación, discriminación o mujeres embarazadas en situación vulnerable. Al mismo tiempo y con la misma convicción, se resaltará la defensa de la dignidad del ser humano concebido aun no nacido y se alzará la voz en favor de su protección y tutela por parte del Estado.

5. Finalmente, exhortamos a todos los asistentes a seguir las recomendaciones sanitarias preventivas de uso de cubrebocas, gel antibacterial, y sana distancia.

Rogamos a Dios y a la Virgen de Guadalupe para que, a partir del 3 octubre, todos los mexicanos marchemos unidos en favor de la mujer y a la vida.

Ciudad de México, a 1 de octubre de 2021

Prot. Nº79/20

Fiesta de santa Teresa del Niño Jesús. 

+Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey
Presidente de la CEM

+Jesús José Herrera Quiñonez
    Obispo de Nuevo Casas Grandes
y Responsable de la Dimensión Episcopal de Vida

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la CEM

Publicado en CEM

Image by David Wagner from Pixabay