Por Gilberto Hernández García /

Del 16 al 19 de noviembre próximo, tendrá lugar la gran Peregrinación y Encuentro continental «Nuestra Señora de Guadalupe, estrella de la nueva evangelización en el continente americano», en la Basílica del Tepeyac, que será, dada la fecha de su realización, el último gran evento del “Año de la Fe” previo a su ceremonia conclusiva, según ha informado la Pontificia Comisión para América Latina (CAL).

«Se trata de un evento de gran envergadura e importancia eclesial para todo el continente americano, ya que reunirá a más de 300 participantes entre Cardenales, Obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos, miembros de movimientos eclesiales y laicos provenientes de América del norte, centro y sur, con el fin de dialogar sobre los desafíos que impone la nueva evangelización a esos países e intercambiar experiencias de mutuo enriquecimiento», señala el comunicado emitido por la CAL.

El encuentro busca tener una incidencia concreta en la vida de la Iglesia en todo el continente, a fin de hacer extensiva a todos los países americanos la «Misión Continental», convocada por los Obispos latinoamericanos en la Conferencia General de Aparecida (Brasil, 2007); y crear lazos de comunión y amistad entre las Iglesias que propicien la unión de esfuerzos para un anuncio renovado de la Buena Nueva de Cristo.

El primer día del congreso, los participantes, según su campo de acción y su experiencia,  serán asignados a los distintos «talleres», los que se conformarán para reflexionar temas acuciantes para el futuro de la evangelización en la Iglesia de las Américas. Pero el verdadero «corazón» de todas las actividades estará constituido por los diferentes momentos de oración y especialmente por las celebraciones eucarísticas; el segundo día culminará con una «vigilia mariana».

Según los organizadores, ya hay más de 80 Cardenales inscritos para el Encuentro; se esperan unos 350 participantes, además está prevista la participación de otras más de 500 personas en las actividades generales, como las cuatro conferencias principales, las celebraciones litúrgicas en la Basílica, el «rosario guadalupano» y el «rosario continental» por las intenciones del Papa Francisco. Las celebraciones eucarísticas acogerán también a los miles de peregrinos que llegan diariamente al Santuario.

La Peregrinación y Encuentro continental en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, está siendo organizada, además de la CAL, por la Arquidiócesis de México a través de las autoridades de la Basílica de Guadalupe, los  Caballeros de Colón y el Instituto Superior de Estudios Guadalupanos.