La tradicional peregrinación de la Diócesis de Querétaro a la Basílica de Guadalupe ha iniciado. El 4 de julio salieron las mujeres desde la comunidad de Neblinas y un día después lo hicieron los hombres.

Lospreparativos

Los trabajos iniciaron hace casi un año, a lo largo de este tiempo se han tenido reuniones diocesanas y decanales para afinar los detalles, se ha logrado mayor interacción entre los asesores espirituales de cada decanato y los peregrinos, esto con la finalidad de iluminar desde la fe los motivos que se tienen para peregrinar.

Los preparativos se intensificaron a partir de marzo de este año, cuando se realizó el sorteo para definir el lugar que ocuparán los diferentes contingentes. Entre los preparativos ha estado el generar pláticas con los interesados en vender comida durante la peregrinación, con el fin de garantizar un mayor control y condiciones más higiénicas en la preparación de los alimentos.

Los Contingentes

Para los hombres es la 124 edición, en la cual se espera participen unos 22 mil. El 13 de julio llegarán a la ciudad de Querétaro, en donde se agregará un fuerte contingente.

Para las mujeres es la 55 peregrinación. Se estima que participarán unas 18 mil féminas. El 12 de julio arribarán a la capital queretana, donde también se espera que el contingente que salió desde Neblinas se incremente considerablemente.

A estos grupos se sumará la peregrinación ciclista, la cual consta de unas 10 mil personas, la cual arrancará el viernes 18 de julio.

Los tres contingentes arribarán a la Basílica de Guadalupe el 20 de julio. Ese día, estos 50 mil queretanos, más algunos miles de sus familiares y miles más de personas de otros estados, estarán visitando el mayor santuario mariano de América. Convirtiendo este día en uno de los de mayor afluencia.

Por Omar Árcega Escobedo


 

Esta nota se publica en la edición impresa de El Observador del 3 de julio de 2014 No. 991