Por Juan Antonio Espinosa, cantautor católico |

Amén no es sinónimo de “así sea”. Sintetiza toda la profundidad de la fe.

Cuando se reconoce a Dios como el fundamento de la existencia y se fía uno de Él, los labios y el corazón han dicho Amén.

Jesús, el testigo fiel, el Amén de Dios.

María, la mujer que aceptó y dijo sí al plan salvador del Padre.

Nosotros, los hombres y mujeres del sí, los hombres y mujeres del Amén.

 

Santa María del Amén 

Madre de todos los hombres,
enséñanos a decir Amén.

Cuando la noche se acerca
y se oscurece la fe.

Madre de todos los hombres,
enséñanos a decir Amén.

Cuando el dolor nos oprime
y la ilusión ya no brilla.

Madre de todos los hombres,
enséñanos a decir Amén.

Cuando aparece la Luz
y nos sentimos felices.

Madre de todos los hombres,
enséñanos a decir Amén.

Cuando nos llegue la muerte
y tú nos lleves al cielo.

Madre de todos los hombres,
enséñanos a decir Amén.

Letra y música: Juan Antonio Espinosa

La grabación, junto con 50 canciones más, se encuentra en el Doble CD “Las Canciones de la Asamblea” y la partitura en el libro del mismo título (EDIBESA, / www.edibesa.com)

Ahora puedes escuchar esta canción, en la versión cantada por Joaquín Laría y Coros, pulsando aquí

También, si lo deseas, te la puedes descargar gratis pulsando aquí