Para continuar con la labor pastoral de ayudar a sanar a las víctimas de la violencia en la Arquidiócesis de Acapulco, y en el marco de los Ejercicios Espirituales que cada año realizan los sacerdotes de Acapulco, ellos  vivirán la experiencia de Perdón y Reconciliación, y al mismo tiempo se capacitarán para implementar en las parroquias las Escuelas de Perdón y Reconciliación (ES.PE.RE), del 19 al 23 de octubre.

Las ES.PE.RE., son un proceso pedagógico en donde los participantes reinterpretan un acontecimiento doloroso de su pasado, inmediato o remoto, para superar el dolor y los sentimientos de rencor y venganza que limitan el goce de la vida. Esta propuesta permite superar la memoria ingrata del pasado, realizar procesos de justicia restaurativa y establecer pactos que garanticen la no repetición de las ofensas.

El Perdón y la Reconciliación constituyen uno de los activos más importantes para construir la paz. Previene y evita la retaliación o ajuste de cuentas, factor principal del escalamiento de las violencias tanto interpersonales como colectivas.

En espacios comunitarios de encuentro renovador y lúdico se cultiva la palabra y la memoria, donde las versiones oficiales de los acontecimientos individuales y colectivos son reconstruidas en la perspectiva del reencuentro, la verdad, la justicia y la reparación.

Con la Metodología de las ES.PE.RE, se busca abordar la violencia, reconociendo los factores emocionales, discursivos, actitudinales de la violencia social y estructural. Es una estrategia metodológica de corte psicosocial y político en donde se buscará que cada sujeto que partícipe asuma su rol activo y pase de ser víctima de una ofensa a ser co-creador de su victoria.