Del 1 al 5 de septiembre está teniendo lugar el congreso “Dominicos en la promoción y defensa de los derechos humanos: pasado, presente y futuro”, por el Maestro General de los frailes predicadores , fray Bruno Cadore.

El congreso, que ha tenido como sede la ciudad española de Salamanca y está terminando este 5 de septiembre, reunió a más de 200 miembros de la Familia Dominica de todo el mundo. El lugar elegido para su desarrollo es el convento de San Esteban Mártir, donde Francisco de Vitoria, Antonio de Montesinos con su comunidad y Bartolomé de las Casas, entre otros, trabajaron por los derechos humanos de los pueblos indígenas de América Latina en el siglo XVI.

El fuerte vínculo entre los estudios y la misión es el centro del carisma dominicano, por eso los últimos Capítulos Generales de la Orden han pedido que se renueve la sinergia entre la vida intelectual y la vida apostólica. Este Congreso es una de las celebraciones principales del VIII centenario de los dominicos, y forma parte integrante del denominado “Proceso de Salamanca”, que reúne a los líderes de las instituciones intelectuales y a los miembros de la Familia Dominica que están a la vanguardia en la defensa de los derechos humanos.