EL OBSERVADOR LATINOAMERICANO | NICARAGUA |

La Conferencia Episcopal de Nicaragua ha convocado a los fieles  para que cada parroquia organice una “Jornada de oración y ayuno por el presente y el futuro de Nicaragua”.

El 6 de noviembre, Casi tres millones y medio de ciudadanos nicaragüenses tendrán que dirigirse a las urnas para elegir al Presidente de la República y a 90 diputados de la Asamblea Nacional.

La situación en el País todavía sigue siendo tensa debido a la tercera candidatura consecutiva del Presidente Daniel Ortega, algo que no prevé la Constitución, y por la discusión en curso sobre la presencia de observadores internacionales que garanticen el desarrollo de elecciones libres y transparentes.

Los obispos Silvio José Báez , Rolando Alvarez Lagos y Juan Abelardo Mata han expresado ya, a título personal, su preocupación por el futuro de la democracia en Nicaragua .“Queremos dar luz, desde la fe, como pastores de la Iglesia, en este momento histórico. Instamos a todos los ciudadanos a afrontar este proceso electoral con decisión y actuar de acuerdo a su conciencia, libremente y sin temor a ninguna coacción externa”, se lee en el comunicado de los Obispos publicado el 22 de agosto y relanzado en estos días.

“En tiempos de crisis y de tensión, es fácil sucumbir a la tentación de la violencia, pero esto nunca resuelve los conflictos. Hacemos un llamamiento a todos los nicaragüenses para que actúen pacíficamente, con respeto por las decisiones legítimas de cada persona y evitando cualquier cosa que amenace la integridad física y moral de los demás. La paz es un don de Dios, pero también es fruto de la justicia y del compromiso humano” subrayan los Obispos.