El Observador |

Este 25 de enero se han cumplido 6 años de la muerte de Don Samuel Ruíz García, quien fuera obispo de San Cristóbal de Las Casas de 1960 al año 2000, y por tal motivo alrededor de cinco mil hombres y mujeres de unas 40 comunidades parroquiales de la diócesis participar en una procesión y una misa, presidida por los obispos Felipe Arizmendi y Enrique díaz, en el atrio de la Catedral.

La mayoría de los participantes fueron indígenas de las comunidades choles, tzotziles, tzeltales y tojolabales, quienes con música, cantos, arreglos florales e imágenes religiosas recordaron el legado de quien fuera su pastor por cerca de 40 años.

En su homilía, Don Felipe Arizmendi, actual obispo de SCLC, manifestó que don Samuel Ruiz García dejó como herencia la denuncia de la injusticia, la defensa de los Indígenas, la promoción de los derechos humanos y de las mujeres. “Honrar su memoria será conocer y vivir el tercer sínodo Diocesano que nos dejó como caminó a seguir en la diócesis”.

Demandas de los pueblos indígenas

Luego de la Eucaristía, las comunidades se pronunciaron “en contra de los proyectos de muerte”; es decir, contra la violencia y el despojo de la tierra, el territorio y los recursos naturales, la tala de árboles, los megaproyectos, la súper carretera, proyectos ecoturísticos y la destrucción de ecosistemas, además de la privatización de recursos y contra los altos precios de la electricidad y la gasolina.

Con información de agencias