El carisma de la Congregación Siervas de María es llevado a la pantalla grande con una historia sencilla, pero inspiradora: el cuidado de los enfermos. Esto ha sido desde su razón de ser, desde 1851, hasta ahora que se han extendido por todo el mundo

Redacción

Algunas ciudades mexicanas serán afortunadas al contar con el estreno de la cinta Luz de Soledad, una historia promovida por la Congregación Siervas de María, Ministras de los Enfermos, e inspirada en su fundadora Soledad Torres Acosta.

El proyecto, dirigido por Pablo Moreno, fue ideado por la Congregación con sede en Roma, para dar a conocer al mundo la necesidad de tener manos para que puedan ayudar a los demás y que nazca esa inquietud de servir.

La vida de la santa Soledad Torres Acosta, canonizada por san Pablo VI, se cuenta a través de una trama en la que la protagonista es Olga, una joven que es hija única que debe encargarse de cuidar a su padre enfermo y que además tiene un carácter complicado. Necesita de ayuda debido a su intenso trabajo como abogada y acaba recurriendo a la última persona a la que querría pedir ayuda, sor Inés, una religiosa Sierva de María.

«Esta película es importante porque hace ver a la sociedad el servicio que se puede hacer a la humanidad; se ve y se redacta el drama de una mujer que es trabajadora y tiene un enfermo que es su papá y necesita la ayuda de alguien que esté por las noches cuidándolo porque ella tiene que seguir trabajando, entonces busca esa ayuda. Este enfermo no acepta tanto a las monjas y lo último que quiere ver es una monja, pero es el único servicio que puede tener. Es una película preciosa y amena para pasar un rato agradable en familia», cuenta sor Pilar Sedeño Tolentino, promotora de la cinta en la ciudad de Querétaro.

A través de sor Inés se van contando los inicios de las Siervas de María. Esta orden religiosa que inició Soledad Torres Acosta en un periodo histórico convulso pues las Siervas de María han de enfrentarse a revoluciones, persecuciones religiosas y epidemias. Y es a través de estos acontecimientos en los que se muestra la fuerza de esta monja santa, una mujer de su tiempo sensible a la necesidad del que sufre y muy enamorada de Jesucristo, que quería entregar todo: su cuerpo, su mente, su alma, todo lo que Dios le había dado.

«Al ver esta película se van llevar mucha paz, mucho encuentro personal consigo mismo y preguntarse: ¿qué puedo hacer yo con mi familiar enfermo? Y una conciencia de saber que ahorita estoy sano y pensar: ¿en mi lecho de dolor, quien me va cuidar a mí?», resaltó sor Pilar.

«Sus virtudes heroicas han sido su fe, su esperanza, porque a pesar de todo esa persecución no la amedrentaron, siguió adelante, creyó que la congregación podía ser mundial y la semillita se fue germinando», recalcó.

El filme, ganador de varios premios, se exhibirá del 8 al 14 de febrero del 2019 a través de las pantallas de Cinépolis, en ciudades como Aguascalientes, Ciudad de México, Campeche, Guadalajara, León, Mérida, Querétaro y Puebla.

FICHA TÉCNICA

Nacionalidad: Española

Dirección: Pablo Moreno

Producción: Goya Producciones

Guión: Pablo Moreno, Pedro Eugenio Delgado

Reparto: Laura Contreras, Elena Furiase, Lolita Flores y Carlos Cañas.

► Duración: 107 minutos

EL DATO

La Congregación de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos (SdM), fue fundada por santa María Soledad Torres Acosta y don Miguel Martínez Sanz, en Madrid, el 15 de agosto de 1851, en un momento crucial de la historia de la Iglesia y de la asistencia sanitaria.

El rasgo característico entregado a Madre Soledad y a su familia espiritual es el carisma de «asistencia a los enfermos», una asistencia esmerada y gratuita, ejercida principalmente en los propios domicilios.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 3 de febrero de 2019 No.1230