¿POR QUÉ EN 2019 SERÁ EL 6 DE MARZO?

Como la Pascua es la fiesta central de los cristianos, ésta determina cuándo es la Semana Santa y, por lo tanto, también la Cuaresma y el Miércoles de Ceniza. Cambian de fecha cada año porque la Pascua está basada en un calendario lunar:

PASCUA DE RESURRECCIÓN

El Domingo de Resurrección es la meta de la Cuaresma, pues es el día del triunfo de Jesucristo sobre la muerte. Siempre se celebra el primer domingo después de la primera luna llena de primavera.

El Domingo de Resurrección de 2019 es el 21 de abril…

7 DÍAS… porque la primera luna llena de primavera de 2019 es el 19 de abril.

La primera luna llena de primavera tiene lugar entre los meses de marzo y abril.

SEMANA SANTA

La Semana Santa son los 7 días que van del Lunes Santo al Domingo de Resurrección.

La Semana Santa inicia el lunes 15 de abril.

DOMINGO DE RAMOS

El Domingo de Ramos es el día número 40 de la Cuaresma. Es el día anterior al inicio de la Semana Santa.

El Domingo de Ramos esta vez es el día 14 de abril.

CUARESMA

40 DÍAS

La Cuaresma son 40 días de preparación penitencial para vivir el Misterio Pascual (pasión, muerte y resurrección de Cristo).

MIÉRCOLES DE CENIZA

El Miércoles de Ceniza es el primero de los 40 días de la Cuaresma.

El Miércoles de Ceniza de 2019 es el 6 de marzo.

¿QUÉ SIGNIFICA LA CENIZA?

La ceniza es un símbolo penitencial público antiquísimo (anterior a la encarnación de Cristo). Para los cristianos es un signo externo de una realidad interna: al ponernos ceniza reconocemos que sólo estamos de paso pues nuestra vida es efímera (todos acabaremos convertidos en ceniza: «Recuerda que eres polvo, y en polvo te convertirás»); que somos nada frente a Dios; que nos reconocemos pecadores; que estamos verdaderamente arrepentidos de nuestros pecados, y que damos testimonio público de que iniciamos un camino de conversión.

¿QUÉ HACER EL MIÉRCOLES DE CENIZA Y EL RESTO DE LA CUARESMA?

Oración. Limosna. Ayuno

¿Y SI NO ME PONGO CENIZA?

El Miércoles de Ceniza no es un día de precepto, es decir, no se peca si no se va al templo a ponerse ceniza. En cambio, lo que sí es de precepto para los cristianos es el ayuno y la abstinencia de comer carnes, según su rango de edad. Sólo las mujeres embarazadas, los enfermos y los que realizan un trabajo físico demandante están disculpados del ayuno, pero en su caso deberían ofrecer a Dios otra clase de penitencia a cambio.

Abstinencia: Católicos a partir de los 14 años

Ayuno: Católicos 18-58 años

Publicado en la edición impresa de El Observador del 3 de marzo de 2019 No.1234