Una Pascua Juvenil tiene el propósito de generar, en adolescentes y jóvenes, ambientes de escucha desde su realidad, a través del acompañamiento, como en el camino de Emaús, donde se propicia el encuentro con el Resucitado, para discernir y definir el propio proyecto de vida

Redacción

Alrededor del mundo los jóvenes tienen la oportunidad de vivir una Pascua Juvenil que comienza con la Semana Santa y que concluye con el Domingo de Resurrección, pero que su enseñanza se puede prolongar el resto de sus días.

Esta oportunidad tendrán los jóvenes de Querétaro del 17 al 21 de abril próximos en la Pascua Juvenil que se organiza desde hace 14 años en Campo Alegre San Joaquín. Javier Chávez, organizador del evento, nos cuenta los detalles y hace la invitación a este gran evento.

«Esta Pascual Juvenil 2019 tiene como lema ‘Cristo vive: escúchalo y acompaña a tu hermano’. Como es el año de la juventud se maneja mucho lo que es el trabajo especialmente con jóvenes. Nosotros lo hacemos como un encierro, enfocados en su realidad juvenil, somos una Pascua de apertura, no tanto reflexiva. Muchos de los que van con nosotros van más a fuerza que de ganas o por compromiso con la familia o por situaciones graves».

Dentro de estos cinco días los jóvenes tendrán diferentes actividades tanto para conocer el significado de los días santos, como para la integración y re- creación. Los jóvenes que asisten necesitan ser escuchados y sentirse cercanos a su Iglesia: la atención y el objetivo van enfocados a ello.

«Las actividades son tipo campamento y el tema fundamental es acompañarlos en sus problemas. No nos sirve de nada decirles que Dios los ama si realmente no lo sienten y todo lo que queremos es que lo sientan, que sepan que Dios está en su vida».

Se manejan dos tipos de temas: los temas de los días santos y los temas conforme a las actividades de apertura: preguntas que tengan de su Iglesia, su juventud, su familia, pero sobre todo aquello que tiene que ver con sus sentimientos, pues cada año llegan jóvenes más desencajados.

«El tema que les interesa más a los jóvenes es la depresión; el joven se siente muy aislado, él tiene culpa, pero culpa a su familia, no lo sabe identificar; también les preocupa su falta de fe por las cosas que viven, culpan a la Iglesia de cosas que les pasan. El año pasado nos llegaron cuatro chicos con problemas de drogadicción y lo que nos llenó de orgullo fue que al final nos contaron su experiencia y se integraron con nosotros; cada fin de semana los vemos y han dejado su antigua vida».

Desde hace 14 años que se hizo la primera Pascua y se han evangelizado cientos de jóvenes, jóvenes que ya hicieron sus vidas, hicieron una carrera, una familia y algunos de ellos se siguen integrando para ayudar en las diferentes actividades.

«Hay muchos jóvenes que van a la fuerza y conforme pasan los días solitos se van dando cuenta que es algo bueno. Cada año va cambiando la juventud se va adaptando a más cambios, cosas que desconocen pero que los adoptan como suyas; nos damos cuenta que su vida la controla un aparato y al momento quitárselos no saben qué hacer no saben cómo convivir. Entonces, en el retiro, llegan cada vez más apáticos, con ideas de que ellos tiene la razón, pero ven a los demás jóvenes y van cambiando su opinión».

La organización de esta Pascua se sostiene con los recursos que consiguen los organizadores y con la cooperación de los jóvenes que asisten, pero cualquier ayuda es bien recibida para completar la labor.

Aquellos jóvenes que no cuenten con el recurso para asistir, también pueden hacerlo, ya que los organizadores lo cubrirán.

«Pascua Juvenil Nacer de Nuevo» invita:

 Del 17 al 21 de abril, Campo Alegre San Joaquín

 Salida: 17 de abril, 14:00 horas, en la parroquia de Cristo Rey.

 Regreso: 21 de abril, 17:00 horas, en la parroquia de Cristo Rey.

 Inscripciones al: 4423835546

 Se esperan de 100 a 120 jóvenes

Publicado en la edición impresa de El Observador del 24 de marzo de 2019 No.1237