Por Sergio Estrada

Después de la pasión y muerte de Jesucristo, viene la alegría y el gozo de toda la humanidad al presenciar y experimentar la resurrección del Señor, que es la verdadera vida y felicidad. Así opina el padre Eric Contreras Reyes, director espiritual del víacrucis de Iztapalapa: «La resurrección del Señor es el culmen y centro de nuestra fe, como lo dice san Pablo: ‘Si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe’».

Eje fundamental

«La Resurrección es el detonante en donde experimentamos la presencia de Dios vivo y misericordioso, como Salvador y Redentor. Aquí radica nuestra fe y el sentido de ser cristianos. El triunfo de Jesús ante el pecado y la muerte es motivo de alegría y de la esperanza en la vida futura», comentó el padre Contreras.

Explicó que, de hecho, la Resurrección es el eje fundamental de la fe:

«Las comunidades antiguas, en el inicio de la Iglesia, festejaban la Resurrección cada domingo, con la Fracción del Pan considerada como una resurrección; pero poco a poco se fueron agregando los otros misterios de salvación para tener un calendario completo de la vida del Señor».

«La Resurrección es lo que da sentido a la vida humana», pues «nosotros resucitaremos con Cristo y, una vez que tengamos esa resurrección, viviremos plenamente. Sin embargo, en esta vida tenemos la posibilidad de resucitar a cada momento, saliendo del sepulcro cada vez que nos caemos.

El punto de vista teológico

El sacerdote diocesano detalló que Dios es el único que resucita de entre los muertos: «En el Evangelio se narra que hubo personas que volvieron a la vida: sin embargo, después murieron. Sólo Dios es capaz de resucitar, y de compartir esa resurrección con sus hijos».

El padre Contreras señaló que en el vía crucis el momento culmen siempre es la Resurrección, pues es la que le da sentido al sufrimiento del Señor en la cruz. «Nosotros diariamente tenemos la oportunidad de experimentar la Pascua de la muerte y el pecado a la vida eterna. Si  Cristo venció a la muerte, ¿por qué nos sentimos desesperanzados? Lo que nos falta es tener la experiencia de la resurrección».

El padre Eric comentó que, después de la resurrección de los muertos,  la Iglesia purgante, la Iglesia peregrina y la Iglesia triunfante se fundirán en una sola. Y recordó que «la Iglesia, desde la antigüedad, ha sido perseguida. A través del tiempo ha habido tiempos de oscurantismo, pero la Iglesia tiene capacidad de iluminarlos, y así como Jesucristo en su resurrección sale victorioso, así la Iglesia saldrá victoriosa».

«En estos momentos la Iglesia está viviendo una etapa de transición en la que se tiene que quitar el polvo, siendo más cercana y dialogante para que sepa guiar, enseñar, corregir y servir a las personas que han caído».

En conclusión, el presbítero Contreras Reyes dijo que hay que llenarse de alegría en la Resurrección, porque las puertas del Cielo se abren por ella.

TEMA DE LA SEMANA: PASCUA, LA FIESTA DE LAS FIESTAS
Publicado en la edición impresa de El Observador del 1 de abril de 2018 No.1186