Verónica Odio Argeñal es madre de cinco hijos, ama de casa y profesionista, con un gran amor y respeto por la vida naciente. Hace 16 años fundó «Casa de Vida» en su natal Nicaragua, un lugar que le ha permitido ser instrumento para salvar cientos de vidas; y hace un llamado a seguir defendiendo este derecho

Por Chucho Picón

¿Cómo surge, cómo nace «Casa de Vida», cuál es su principal misión, por qué el nombre de «Casa de Vida»?

Hace aproximadamente 16 años, estaba en un grupo de oración y una persona me dijo: «Verónica, ya es hora de empezar tu misión». Es difícil explicarlo, pero reconocí con claridad la misión; sabía que era la defensa de la vida y que se multiplicaría por el mundo entero como las estrellas del cielo.

Después de ese momento, toda mi vida cambió. Era algo que llevaba dentro como si fuera mi respirar; sabía que tenía que hacer todo lo que pudiera para ser instrumento para salvar miles y miles y, ojalá, mi- llones de vidas; pero, sinceramente, jamás esperé conocer a un Dios tan maravilloso como el que día a día estoy conociendo y del cual estoy profundamente enamorada.

Algunas veces uno cree que cuando se salva un bebé del aborto, sólo un niño se ha salvado. Pero el defensor de la vida debe tener la fe y certeza de que Dios recibe cada acto entregado a Él con amor, y que mueve tantos corazones que una vida salvada se multiplica. Así como avanza la cultura de la muerte, es urgente que tomemos acciones concretas y que el mundo sepa que nadie es más poderoso que Dios; por lo tanto, el que lleva esta batalla ya la ganó.

Cuando una mujer quiere abortar, aludiendo a su libertad de decisión, es porque no ha conocido el amor de Dios que te hace actuar en la justicia y en la verdad, respetando el don más preciado, el don de la vida.

Por ello, descubrí que la misión de «Casa de Vida» no era solamente salvar vidas de aquellos niños en el vientre de sus madres, sino también la de aquellos que no han conocido el amor de Dios.

¿Por qué se llama «Casa de Vida»?

«Casa de Vida» somos todos. Algunas veces olvidamos que nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo. Cuando nosotros abrimos la puerta a Dios, Él entra a nuestra casa y toma nuestro corazón. Lo llena de su luz, la casa se limpia, se ordena; se convierte en una lámpara encendida que contagia de luz. Así es la defensa de la vida, va de casa en casa, de puerta en puerta; nuestros hogares, nuestras parroquias, nuestro planeta debe ser una casa de vida, o sea una casa llena de vida, en donde triunfe el amor ante el odio, el perdón ante el rencor, la humildad ante la soberbia, la paz; sobre todo donde reine el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, ése es el verdadero triunfo, el amor.

¿En Nicaragua cual es la situación de los no nacidos? ¿El aborto en Nicaragua es legal?

En Nicaragua el aborto es ilegal. La prohibición general del aborto se promulgó en octubre de 2006 y se hizo oficial en noviembre de dicho año a través de la Ley No. 603. Ley de Derogación al Artículo 165 del Código Penal Vigente. Durante 169 años, desde el primer código penal en 1837, se contemplaba la figura del aborto para atender razones «terapéuticas», pero con la entrada en vigencia del nuevo Código Penal, Nicaragua se estableció como uno de los países del mundo que establecen una prohibición total del aborto.

Pese a contar con una ley que ampara la vida, el aborto en Nicaragua es más común de lo que nos imaginamos.

¿Cuál sería tu mensaje para los lectores en México?

Los vientres de las madres se han convertido en cementerios cuando deberían de ser santuarios de vida.

Estoy en Nicaragua y mi país está sufriendo muchísimo. Es, definitivamente, un tiempo de cambio para el mundo.

Hermanos defensores de la vida: debemos unirnos con urgencia, y esta unidad debe brotar a los pies de Jesús Eucaristía.

Querido defensor de la vida: la vida se defiende desde el interior para llegar a tocar puertas al exterior. La batalla es tan fuerte, en especial en estos tiempos, que si nosotros no dejamos que Dios la lleve, nos vamos a caer.

Desde su inicio en el 2005, hemos atendido a más de 5 mil mujeres y se han salvado del aborto más de 4 mil bebés.

IMPACTO SOCIAL DE «CASA DE VIDA»

5,902 embarazadas vulnerables atendidas en cita.

4,049 bebés salvados del aborto.

IMPACTO ESPIRITUAL DE «CASA DE VIDA»

Oración por mamás internas en casa-hogar: 1,800 horas.

Oraciones por madres con síndrome post aborto: 1,248 horas.

Oración por madres con deseos de aborto: 5,902 horas.

Horas Santas en 65 comunidades parroquiales, que son 16,900 horas de oración por los niños no nacidos.

PARA AYUDAR

www.gofundme.com/salvemos-vidas

Publicado en la edición impresa de El Observador del 31 de marzo de 2019 No.1238