La Liga de la Leche es una organización internacional dedicada a la promoción de la lactancia materna mediante el apoyo mutuo entre madres. Fue fundada en 1956 en los Estados Unidos, y en la actualidad se extiende por más de 85 países, México incluido, en donde la Liga llegó en 1964 pero quedó establemente constituida en 1972.

Las fundadoras de la Liga de la  Leche fueron siete madres de Illinois que habían amamantado a sus hijos (EEUU) y que estaban motivadas para ayudar a otras madres que, por una variedad de razones —a menudo debido a la falta de información o a la presión social—, tenían dificultades y/o dudas sobre cómo amamantar a sus bebés.

La misión de Liga de la Leche es promover la lactancia materna y la crianza respetuosa mediante el acompañamiento, información, capacitación y apoyo a las madres, familias, instituciones y a la sociedad.

SU FILOSOFÍA

La filosofía básica de la Liga La Leche puede resumirse en los diez puntos siguientes:

El buen cuidado maternal mediante el amamantamiento es la forma más natural y efectiva de comprender y satisfacer las necesidades del niño.

Madre e hijo necesitan estar juntos inmediata, temprana y frecuentemente para establecer una relación satisfactoria y una producción adecuada de leche.

En sus primeros años, el niño tiene una necesidad intensa de estar con su madre que es básica, tanto como su necesidad de ser alimentado.

La leche materna es el mejor alimento para el niño.

Para un niño sano y nacido a término, la leche materna es el único alimento necesario hasta aproximadamente la mitad del primer año de vida.

Idealmente la relación de amamantar continuará hasta que el niño supere la necesidad de dicha relación.

La participación alerta y activa de la madre en el parto es un buen inicio para la lactancia materna.

El amor, la ayuda y la compañía del padre es muy importante para la lactancia y fortalece la unión de la pareja. La relación especial de un padre con su hijo es un elemento importante en el desarrollo del niño desde su primera infancia.

Una buena nutrición significa tener una dieta equilibrada y variada de alimentos lo más cercano posible a su estado natural.

Desde su infancia, los niños necesitan ser encauzados con amor, lo que se refleja aceptando sus capacidades y siendo sensibles a sus sentimientos.

ASÍ ES LA AYUDA

La Liga La Leche en México cuenta con un consejo consultor profesional formado por más de 50 especialistas en pediatría, obstetricia, nutrición, psicología, administración y derecho. Desde ahí impulsa que la organización sea reconocida como referente nacional en lactancia materna por la sociedad y las autoridades.

En cuanto a la ayuda a las madres en particular, esto se realiza mediante grupos de apoyo que se reúnen una vez por mes y bajo la dirección de  líderes o asesoras, que son mujeres que amamantaron, estudiaron y se convirtieron en expertas en la lactancia materna, recibiendo una certificación, habiendo pagado ellas mismas por ello.

La Liga de la Leche está presente en 25 entidades federativas de la nación mexicana: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Ciudad de México, Chiapas, Coahuila, Colima, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. Basta con acceder al directorio de la Liga de la Leche en México: www.laliga delaleche.org.mx/directoriolllmx para encontrar un grupo de apoyo.

Las líderes incluso pueden brindar apoyo telefónico, o acudir al domicilio de la madre lactante a fin de ayudarla a superar las más diversas dificultades: cómo amamantar a un bebé con frenillo corto, qué hacer si un bebé amamantado presenta reflujo o cólicos, cómo lograr que una madre adoptiva pueda dar el pecho, cómo alimentar al bebé si es prematuro, etcétera.

Es que, por desgracia, existe un vacío de conocimientos de los profesionales sanitarios —pediatras, enfermeras y matronas— en materia de lactancia materna, lo que ocasiona que muchas madres acaben por desistir de sus intenciones de amamantar a sus bebés.

En cuanto al costo de la ayuda, desde 1956 la Liga de la Leche se mantiene como una organización sin fines de lucro. No recibe apoyos económicos de ningún nivel de gobierno, así que su sostenimiento económico sólo es posible mediante  aportaciones anuales y donativos de personas y empresas interesadas. La principal ayuda monetaria viene de madres que ya han recibido ayuda de la Liga y que quieren que otras mamás y sus bebés obtengan el mismo beneficio.

Sin embargo, en algunas ciudades se ha generado algún debate, ya que algunas asesoras que acuden a domicilio —lo que les genera gasto de tiempo, transporte y/o gasolina—  se ven en la necesidad de cobrar si sus servicios son urgentes. Si su ayuda a domicilio no tiene ese carácter de premura, de cualquier modo piden algún donativo sugiriendo una cantidad específica con base en lo que otras madres han donado, y que suele ir en un rango de los mil a los mil quinientos pesos, razón por la que el servicio domiciliario podía no estar al alcance de la mayoría de las madres mexicanas. En todo caso se sugiere acudir primero que nada a un grupo de apoyo, o bien preguntar claramente por el monto de la aportación económica que se les va a pedir.

ES SUPERVIVENCIA

Informa la Liga de la Leche que a lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños. Si cada niño puede amamantar tras su primera hora de nacimiento dándole sólo leche materna, durante los primeros seis meses de vida y continuar dándole pecho hasta los dos años, combinada con alimentación complementaria, y continuar hasta que madre e hijo así lo decidan, cada año se salvarían 220 mil vidas infantiles. Cuando se mantiene lactancia materna en niños mayores de seis meses acompañada de una dieta óptima, se previene la malnutrición y puede salvar la vida a cerca de un millón de niños.

Redacción

TEMA DE LA SEMANA: MATERNIDAD EN MÉXICO

Publicado en la edición impresa de El Observador del 12 de mayo de 2019 No.1244