La multinacional de informática McAfee realizó un estudio llamado The Age of Consent («La edad del consentimiento») en el que da algunos datos, cifras y experiencias que obligan a pensar cómo proteger la intimidad de los menores de edad, expuestos, inocentemente, a los tiburones de la pornografía por sus propios padres.

  • Tres de cada diez padres de familia publican diariamente, al menos, una foto o un video de sus hijos en redes sociales.
  • La mayoría sabe que está exponiendo a su hijo pequeño a la pedofilia, el stalking o al acoso a través de las redes.
  • El 58 por ciento de los padres que suben imágenes de sus hijos a las redes sociales no se han planteado, jamás, si su hijo estará de acuerdo en su publicación.
  • En la mayor parte de los encuestados por McAfee, la «tentación de compartir» deja a un lado la prudencia.
  • El respeto de la intimidad es un derecho del menor, y los padres son los primeros que deben cumplirlo.
  • En descargo, la mayoría de los padres —setenta por ciento— comparte fotos de sus niños sólo en cuentas de redes sociales privadas (Es sólo un primer paso, pero todavía queda mucho para que los padres protejan la intimidad de sus hijos).
  • La investigación de McAfee revela que 22 por ciento de los padres no considera que sus hijos deban tener «voz» sobre la gestión de su imagen
  • Sólo 19 por ciento es consciente de que puede «generar ansiedad o malestar emocional» al hijo, exponiéndolo, sin su consentimiento, en una red social pública.
  • Un artículo publicado en el Huffington Post advierte que «la mitad de las fotografías de menores publicadas en la red acaban en manos equivocadas».

(J.S.C., con información de Family & Media)

Publicado en la edición impresa de El Observador del 4 de agosto de 2019 No.1256