Biografía del amor al prójimo

Entre los santos más conocidos, queridos y admirados figura la madre Teresa de Calcuta. Beatificada el 19 de octubre de 2003, la Iglesia estableció que su fiesta litúrgica fuera los días 5 de septiembre, celebrándola por primera vez en 2004. Su canonización tuvo lugar el 4 de septiembre de 2016. ¿Que hizo esta pequeña pero inolvidable mujer que llamó tanto la atención no sólo de sus hermanos cristianos sino del mundo entero?

Anjezë Gonxha Bojaxhiu nació el 26 de agosto de 1910 en la ciudad de Skopje (actualmente capital de la República de Macedonia), en el seno de una familia albanesa católica.

A los 18 años se unió a la congregación de las Hermanas de Loreto, que la enviaron a Irlanda a aprender inglés. En enero de 1929 llegó a la India, donde inició su noviciado en la ciudad de Darjeeling, aprendió bengalí y enseñó en una escuela.

Hizo su profesión religiosa definitiva en 1931, tomando el nombre castellano «Teresa», en memoria de santa Teresa de Lisieux. Asignada a un colegio en Calcuta, fue por 19 años profesora de historia y geografía hasta que en 1944 se convirtió en directora de otro colegio de su orden.

En un viaje en tren desde Calcuta hacia Darjeeling, experimentó de Dios el llamado a dejar el convento para vivir entre los más pobres y ayudarlos. Y se le dio permiso para salir del convento en 1948.

Tras tomar un breve curso de enfermería, inició su trabajo entre los pobres de Calcuta visitando familias, barriendo pisos, lavando caras y manos de niños, y curando llagas y heridas. En 1949 inició su primera escuela para enseñar a leer a los niños; la calle fue el aula, y el polvo del suelo su pizarrón.

Unas muchachas ricas que habían sido sus alumnas decidieron dedicar su vida a ayudarla, iniciando así la Orden de las Misioneras de la Caridad. Ellas pedían a la gente que no tirara la comida sobrante sino que la donaran para los pobres, e iban a las farmacias a pedir que les regalaran medicinas. Se dedicaron a darle de comer a los pobres, a curar a los leprosos y a toda clase de gente enferma.

Su orden comenzó a propagarse por el mundo a partir de 1965. Su obra y su ejemplo le valieron que en 1979 se le otorgara el Premio Nobel de la Paz.

Dios Padre la llamó a su presencia el 5 de septiembre de 1997, cuando santa Teresa de Calcuta tenía 87 años de edad.

Santa Teresa de Calcuta y sus hijas espirituales cargaban en sus hombros o en carretillas a los moribundos en la calle, para que no murieran solos y abandonados, En 1952 inauguraron su primer hogar para moribundos en Calcuta, y en 1955 su primer hogar para niños y jóvenes sin hogar. Luego un centro para leprosos.

TEMA DE LA SEMANA: LA OBRA DE SANTA TERESA DE CALCUTA, ¿SIGUE VIVA?

Publicado en la edición impresa de El Observador del 1 de septiembre de 2019 No.1260