Maviela León es la directora de Vinculación Nacional e Internacional de Red Familia. Además coordina la asociación civil Compartimos Mundo, que se dedica a la prevención de la violencia y derechos humanos. Su trabajo es posicionar la agenda pro vida y pro familia dentro y fuera del país para prevenir cuestiones legales a futuro.

Por Rubicela Muñiz

Maviela tuvo la fortuna de nacer en una familia donde le infundieron valores y, aunque durante la adolescencia tuvo momentos de rebeldía, fueron estos valores y un grupo juvenil lo que le permitieron valorarse ella misma y a los demás.

«Fue gracias a un grupo juvenil pro vida que me enganché otra vez en un ambiente de valores y ahí conocí a mis mejores amigos. Entonces, digamos que desde mis 16 o 17 años, he estado trabajando en grupos pro vida, a favor de la familia, incluso en grupos sociales y ecologistas, porque siempre me ha llamado la atención la participación social, porque siempre hemos recibido algo de la sociedad, tan solo el hecho de formarnos en una familia.

«Participar es regresar un poco de lo que nos han dado. Es nuestra responsabilidad, tenemos una corresponsabilidad con el otro, no sólo con los nuestros o con nosotros mismos».

La dignidad humana

Una de sus luchas constantes es promover la dignidad humana, para que a nadie se lo olvide que la posee, sin importar lo bien o mal que le haya ido en la vida.

«Yo creo que la dignidad humana es un término que debemos de dar a conocer porque es inherente al ser humano. No se pierde, independientemente de cómo nos ha tratado la vida o la gente. Ese valor que tenemos como personas es nuestro deber protegerlo y hacerle ver al otro que lo tiene. Entonces, tengamos algún credo o no, participemos en una ideología o no, la dignidad humana hay que reafirmarla en el que está enfrente, porque si no, no podemos hacer un cambio social. Cuando alguien me recuerda que yo soy una persona digna, yo soy capaz de tomar mejores decisiones en pro de mí y en pro de los demás; es esa mirada de amor hacia el otro que debemos de reafirmar con cada acción, estemos o no en la causa social».

El valor de la persona

Parte de la información que transmite a través de diferentes medios, pláticas y conferencias es hacer conciencia del valor real de la persona y los momentos que no se esfuman tan fácilmente, sino que perduran y dan frutos.

«Vivimos en un mundo muy hedonista y muy pragmático. Veo mucha gente que estudia para tener, se forman para poseer, centrados en el yo, y se olvidan de que se estudia para ser, se trabaja para ser. Entonces, el tener es una consecuencia, es una consecuencia favorable y lícita que debemos de buscar, pero a veces crecemos con la idea de que practico, estudio y lucho para mí y pierdo ahí lo trascendente. Y nos damos cuenta de que los viajes no llenan; pretender y presumir, no llena. Lo único que te llena es una amistad sincera, llegar a tu casa y darle un beso a tu mamá. Si somos atentos y escuchamos lo que el otro reclama, nos damos cuenta que se centran en cosas intrascendentes».

A donde lleva su voz deja plantada la semilla pro vida y pro familia, con la esperanza de que germine y trascienda a distintas generaciones. Las problemáticas de los jóvenes son bastantes y la mayoría tiene su raíz en la ausencia de los padres y la falta de amor.

«Hemos tenido la oportunidad de estar en diferentes eventos en el país y en eventos internacionales. He estado en la comisión de la mujer de la ONU, en la comisión de población de la ONU, he tenido la oportunidad de estar en la OEA (Organización de los Estados Americanos) y en noviembre vamos a tener la oportunidad de ir a Nairobi a la renovación de la Carta del Cairo. Es un documento que viene lleno de atentados contra la niñez, contra la mujer y cuestiones de la ideología de género».

«Nos han abierto las puertas en algunas escuelas públicas para presentar la campaña La Vida por Delante, que tiene como objetivo dar información y alternativas para tomar buenas decisiones ante un embarazo a temprana edad y es impactante ver cómo se acercan al final de la plática a pedir consejo. Son chiquitas, con padres ausentes, lo que genera una formación decadente y una necesidad gigantesca de amor y de comprensión. Hay muchos casos de abuso sexual. Tienen ganas de salirse de su casa; la familia se está quebrantando y eso genera una cadena de problemas, de vicios».

A Maviela le gusta promover el término pro persona porque para ella significa tomar a la persona y ponerla por delante, y de esta forma brindarle una mirada de acompañamiento para no cometer los mismos errores.

«El término se puede mover a diferentes ámbitos en la familia, en el trabajo. Debemos vernos como personas y es un error social generar frentes».

INSTITUCIONES EN PRO DE LA PERSONA Y LA VIDA

» Red Familia

Nace en México ante la necesidad de vincular instituciones y organizaciones que defiendan y promuevan la institución familiar por medio de diversas actividades.

Se ocupa de la promoción de la vida humana, la niñez, la mujer, la educación integral, el matrimonio,
la familia y los derechos humanos.

www.redfamilia.org

» Compartimos Mundo A.C.

Fomenta valores cívicos y humanos en la sociedad

Facebook: Compartimos Mundo A.C.

» La Vida por Delante

Movimiento social sin fines de lucro que trabaja de la mano con más de 500 asociaciones para ayudar a mujeres que tienen o han vivido situaciones de embarazos inesperados.

www.lavidapordelante.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 29 de septiembre de 2019 No.1264