Por Josefa Romo

Hoy, cuando España se debate entre sentimientos encontrados de comunistas e independentistas, y los de los constitucionalistas, que son mayoría real en el corazón del pueblo, yo quiero recordar y entonar, con fe y esperanza, el himno oficial al Apóstol Santiago, el Patrón de España:  “Santo Adalid, Patrón de las Españas,/Amigo del Señor;/defiende a tus discípulos queridos,/ protege a tu nación./ Las armas victoriosas del cristiano/ venimos a templar/ en el sagrado y encendido fuego/ de tu devoto altar./ Firme y segura/como aquella Columna/ que te entregó la Madre de Jesús/será en España/ la santa Fe cristiana,/ bien celestial que nos legaste Tú. (…)” (https://himno-al-apostol-santiago.mp3cielo.com)

Pese a los avatares del presente, yo creo en España, la España cultivada en los valores del Cristianismo, del Derecho Romano y del pensamiento y la Belleza griega, que engendraron su cultura. A esta España, nadie podrá romperla. A España la defenderán sus fieles hijos, que son mayoría. “España, tierra de María”,  como la definiera San Juan Pablo II, continuará  siendo ella misma; pese a quien pesare, seguirá siendo cristiana.