Por Sergio Estada

Aun cuando saben que no son bien recibidos en un país que no es el suyo, los migrantes siguen saliendo de su lugar de origen en busca de mejores condiciones de vida; tratando de alejarse de la pobreza y la violencia

La  movilización de caravanas de migrantes se debe a sistemas económico-políticos injustos que siguen haciendo brecha entre los que tienen mucho y los que no tienen nada para sobrevivir. Así  califica la situación migratoria Gerardo Cruz González, investigador del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC).

«El discurso es el mismo y se han ofrecido empleos, pero no hay empleos para los migrantes. No solo son migrantes, sino que también son refugiados que huyen de sus países. Se han visto ONGs muy activas trabajando en pro de los derechos humanos», confirma el especialista.

Trabajos de IMDOSOC

El Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, continúa acompañando y coadyuvando a interpretar la realidad, promoviendo una cultura de solidaridad, en comunión con el Papa Francisco, con el propósito de acoger, proteger, promover e integrar para que se traten en diversos foros estas necesidades.

También se apoya a diversos organismos, especialmente eclesiales. Además de que se realizan jornadas de migrantes con la participación de distintas ONGs de migrantes y refugiados con el tema del respeto mutuo.

Estas actividades siempre se han realizado conjuntamente con la CEM, con su secretario general y con el obispo responsable de movilidad humana, así como con el nuncio. «Se participa también en la red latinoamericana Red Clamor, para tener una sociedad más justa, formando conciencia social en consonancia con la jerarquía de México, latinoamericana y el Vaticano», señaló el integrante del IMDOSOC.

Otra forma de apoyar a las caravanas es consiguiendo artículos de primera necesidad para los migrantes, pero la misión del IMDOSOC es la formación de la conciencia social. «Se han acompañado procesos de acogimiento y casas de migrantes, hay cursos sobre migración, jornadas de migrantes, publicaciones de textos y libros; también se participa con el Servicio Jesuita de Migrantes y la Red Jesuita para Refugiados; con las hermanas escalabrinianas y con las Patronas; con casas de migrantes en diferentes estados, además se trabaja con redes de albergues».

La situación migratoria

El Investigador Gerardo Cruz considera que la situación de los migrantes «es un signo de los tiempos que nos llama a la conversión, a no ser indiferentes. Los migrantes van a tener la necesidad de seguir saliendo y ante esto se tienen que hacer políticas públicas regionales, es decir, que no vean al interno de cada país, sino que se complete el desarrollo humano e integral de toda la región, debido a que en nuestro país están pasando muchos migrantes de África, Medio Oriente, pero principalmente centroamericanos», aclaro el investigador.

«Aunado a la situación social de los migrantes, también se vislumbra migración forzada por cambio climático, por falta de agua y tiene que haber políticas que atiendan a la población. Reconocer a los migrantes y refugiados es reconocer al mismo Jesús que también fue refugiado y que se identificó con los últimos y por eso son nuestros hermanos, para ser solidarios con ellos y no creer que son las peores personas», concluyó.

IMDOSOC

El apoyo del IMDOSOC a los migrantes

  1. » Cursos sobre migración.
  2. » Jornadas de migrantes.
  3. » Publicaciones de textos y libros.
  4. » Trabajo conjunto con el servicio jesuita de migrantes y la red jesuita para refugiados.
  5. » Trabajo conjunto con las hermanas escalabrinianas y con Las Patronas.
  6. » Trabajo conjunto con redes de albergues.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 26 de enero de 2020 No.1281