Aparecen textos apócrifos virales del Papa Francisco vía whatsapp y redes sociales. Aquí te ofrecemos 5 mensajes verificados del Pontífice en estos días de emergencia sanitaria de Covid-19

Por Ary Waldir Ramos Díaz / Aleteia en El Observador

“Esta noche, antes de dormir, piensa cuando volvamos a la calle. A cuando nos abracemos de nuevo, cuando comprar todos juntos nos parecerá una fiesta», es uno de esos tantos textos apócrifos aducidos al Papa Francisco que se hacen virales vía redes sociales y whatsapp.

¿Cómo saber reconocer si un mensaje del Papa es oficial? Si quieres saber qué ha dicho el Pontífice, lo mejor es verificar que la fuente sea oficial, buscar en los motores de búsqueda online si hay coincidencias, verifica que el medio de comunicación que publica la información exista o sea confiable, o que el periodista o comunicador que informe sea un corresponsal acreditado ante la Santa Sede
y el Vaticano.

Como las falsas noticias, los textos apócrifos virales en red parecen verosímiles y tienen reduciblemente el objetivo de ser compartidos por motivos más profanos que sacros, valga aparte la verdad, la verificación de las fuentes y de la información fehaciente.

¿Qué ha dicho el Papa en medio de la emergencia de coronavirus? Esta semana de emergencia sanitaria, el Papa encomendó Roma, a Italia y el mundo a la protección de la Madre de Dios como un signo de salvación y esperanza.

A continuación compartimos, 5 mensajes traídos de las homilías de Casa Santa Marta, el Ángelus y la audiencia general desde la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano, que el Papa sí dijo:

No tengan miedo

«En el primer Ángelus a puerta cerrada por el coronavirus, el Papa Francisco invita a recordar que Jesús nos dice: “Levántense y no tengan miedo” (Mt 17, 7). En este mundo, marcado por el egoísmo y la codicia, la luz de Dios se opaca por las preocupaciones de la
vida cotidiana.

«A menudo decimos: no tengo tiempo para rezar, no puedo hacer un servicio en la parroquia, responder a las peticiones de los demás… Pero no debemos olvidar que el Bautismo que recibimos nos hizo testigos, no por nuestra capacidad, sino por el don del Espíritu» (Ángelus 08.03.2020).

Revisar las prioridades del corazón

«Cada persona está llamada a redescubrir lo que realmente importa, lo que realmente necesita, lo que hace la vida buena y, al mismo tiempo, lo que es secundario y de lo que puede prescindir tranquilamente». Jesús anuncia, en la bienaventuranza sobre el hambre y la sed de justicia «que hay una sed que no será defraudada; una sed que, si se secunda será saciada y siempre será satisfecha, porque corresponde al mismo corazón de Dios, a su Espíritu Santo que es el Amor, y también a la semilla que el Espíritu Santo ha sembrado en nuestros corazones» (Audiencia 11.03.2020).

Nuestro corazón no debe estar desprendido de la mente, no olvidar a los pobres

Hoy, en Roma, dijo, estamos todos preocupados porque «parece que las tiendas están cerradas» y no puedo seguir mi estilo de vida, mis paseos, moverme con facilidad y libertad.

Una vez más aseveró: «Estamos preocupados por nuestras cosas». Sin pensar, que los problemas de los migrantes, los pobres, persisten y que existe aún el hambre en el mundo (Santa Marta, 12 marzo 2020).

Sacerdotes «salgan» a llevar la Eucaristía a enfermos, en el respeto de las normas sanitarias

El Papa pidió «al Señor también por nuestros sacerdotes, para que tengan el coraje de salir y acudir a los enfermos, llevando la fuerza de la Palabra de Dios y la Eucaristía, y acompañen a los trabajadores sanitarios, los voluntarios, en este trabajo que están haciendo» (Santa Marta, 10 de marzo de 2020).

No falte oración, los sacramentos y la palabra de Dios

Las medidas drásticas no siempre son buenas, dijo el Papa, que pidió a Dios por los pastores para que tengan discernimiento y acompañen al pueblo en estos momentos difíciles en los que se aplican medidas necesarias de cuarentena y limitaciones de acceso a las iglesias y templos (Santa Marta, 13 marzo 2020).

Nota: Después de indicar el cierre de todas las iglesias romanas en un primer momento, para respetar las medidas del gobierno italiano, luego de la Misa de Francisco en la que pedía ayuda al Espíritu Santo para discernir, el vicario papal en Roma, el cardenal De Donati, instó a los párrocos a abrir las iglesias parroquias a la oración individual (manteniendo un metro de distancia entre las personas) y abrir las sedes de las misiones que cuidan de las almas y prestan otros servicios de emergencia pastoral (Ver carta del Vicario).

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 22 de marzo de 2020 No.1289