La campaña que nos da la oportunidad de remar todos juntos ante la emergencia

Por Rubicela Muñiz

Cuando ocurre una crisis, Cáritas está presente en ese terreno, sin tener en cuenta raza o religión, solo con la inspiración cristiana por delante. Ahora, frente a la contingencia del coronavirus, ha lanzado la campaña La Caridad no se Acaba, que busca llevar alimento a las personas que más lo necesitan.

La campaña fue presentada por la diócesis de Querétaro el pasado dos de abril recordando a todos los fieles que “desde el Concilio Vaticano II la Iglesia ha experimentado de manera cada vez más intensa la necesidad y la belleza de caminar juntos.

Este caminar juntos es hoy una necesidad y urgencia ante la contingencia sanitaria que vivimos. Bajo este espíritu de sinodalidad, queremos compartir la campaña de emergencia La Caridad no se Acaba frente a la contingencia sanitaria del coronavirus”.

El objetivo principal es llevar ayuda humanitaria de manera organizada a las personas más vulnerables, afectadas por la emergencia del Covid-19, de una manera segura, tanto para el afectado como para el voluntario.

Valente Tapia Arroyo, responsable de Cáritas Emergencia, hace un balance del arranque de la campaña y espera que nos sensibilicemos ante la necesidad de los demás.

“La campaña no va como quisiéramos. Sabemos que es una respuesta normal en este tiempo; todos quieren proteger su patrimonio, pero creemos que va ir despegando poco a poco a medida que la gente se sensibilice con esta propuesta.

Despensas

Las despensas a entregar están pensadas para una familia de 4 integrantes durante una semana. Donativo sugerido: $500.00 pesos, y en especie, lo siguiente:

  • Atún en lata
  • Verdura en lata
  • Pasta en bolsa
  • Consomé de pollo
  • Galletas saladas
  • Frijoles en bolsa
  • Lentejas en bolsa
  • Arroz en bolsa
  • Sal en bolsa
  • Mayonesa
  • Aceite para cocinar
  • Café soluble
  • Leche en polvo
  • Azúcar en bolsa
  • Chocolate en polvo

“Ha habido otros esfuerzos, por ejemplo con escuelas, como la Anáhuac, en donde algunos alumnos y padres de familia ya nos trajeron donación en especie”.

“Todavía hay mucha incertidumbre. Hemos podido platicar con Cáritas de España y nos dicen que es difícil planear por lo candente de la situación y por la campaña intensa de redes en donde dicen que esto va a empeorar, pero tenemos fe en que la campaña vaya penetrando y que la gente se sensibilice más”.

También recordó que las parroquias son una parte fundamental para que la campaña funcione. “Vemos esfuerzos de esta misma campaña en parroquias; estamos promoviendo que cada parroquia se active en ese aspecto, que formen sus brigadas de emergencia, que piden la cooperación de la gente de la zona. En diferentes parroquias hay respuesta positiva. La campaña está aterrizando de diferentes formas en las diócesis”.

Normalmente el objetivo de Cáritas es repartir 5 mil despensas al mes, pero ahora con la contingencia se busca repartir esa misma cantidad cada semana, por tres meses, que es el tiempo estimado de la crisis.

“El objetivo es apoyar a toda la diócesis que son 117 parroquias y siete municipios de Guanajuato. Es lo que queremos alcanzar. Obviamente, si el recurso es limitado daríamos prioridad a las parroquias más necesitadas, las cuales ya se tienen ubicadas”.

Cáritas Diocesana cuenta con una experiencia de 22 años como I.A.P. con credibilidad y transparencia. Además, ha actuado siempre ante otras emergencias, de las cuales ha implementado Centros de Acopio Decanales y Brigadas ante la Emergencia Parroquiales.

Principales líneas de acción de la campaña:

  • » Trabajar de manera decanal en cuanto a planeación, organización y de manera parroquial en cuanto a ejecución.
  • » Organizar en cada Parroquia un Comité para la Emergencia integrado por: Párroco y Vicarios, Moderador de Consejo, Coordinador Parroquial de Pastoral Social y Cáritas y Coordinador Parroquial de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes.
  • » Hacer de cada Parroquia un Centro de Acopio y Distribución de kits de alimentos, higiene personal y limpieza para las familias más vulnerables, previamente identificadas ante esta contingencia.
  • » Formar Brigadas Parroquiales ante la emergencia buscando el protagonismo de los jóvenes y aprovechando la formación que nos ofrece Cáritas Diocesana.
  • » Tener en cuenta que Cáritas, por ser una institución de asistencia privada, donataria autorizada, puede realizar la vinculación y sinergia con otras instituciones de prestigio y experiencia como es el Banco de Alimentos de Querétaro (ALVIDA).

La manera de donar será mediante la cuenta de Cáritas de Querétaro I.A.P. Cuenta Banorte: 0260507240 CLABE: 072 680 002605072407

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 12 de abril de 2020 No.1292