Por Arturo Maximiliano

Una vez más el dólar está por los cielos, alcanzando máximos históricos que podrían llegar a impactar los precios de productos que importamos de Estados Unidos o incluso de Europa, tasados en dólares.

En este sentido, el sector automotriz podría ser uno de los impactados por el tipo de cambio, si es que esta situación actual, coronavirus y guerra petrolera, se mantiene por algunos meses más. Sin embargo, siempre estará la opción de un seminuevo.

Los seminuevos presentan ventajas distintas a los carros nuevos, las cuales puedes considerar si tienes la necesidad de comprar un auto y en este momento un vehículo con cero kilómetros no esta en tus posibilidades económicas. Otros temas a considerar:

¿Cuáles serían las ventajas de estos seminuevos comprados en agencia?

En primer lugar que cuentan con una serie de certificaciones y garantías que los hace casi tan atractivos como uno nuevo, además de la ventaja de contar con toda su documentación en regla, tratándose muchas veces de automóviles que, en la gran mayoría de las ocasiones, han tenido un solo dueño.

¿Y lo mecánico?

Se trata de autos que mecánicamente fueron revisados y que permiten que se puedan dar garantías que cubran cualquier descompostura, comúnmente por un año, sobre las mismas unidades seminuevas en favor de quienes los compran. Sin embargo, no está de más la revisión externa inmediata.

Si lo quieres sin un rasguño, compra nuevo.

Un seminuevo, como su nombre lo dice, no es un carro nuevo; esto implica que, a pesar de las ventajas que puede tener, algún desgaste tendrá. Fíjate que esos desgastes no te generen costos adicionales a corto plazo. Un pequeño rayón casi imperceptible, alguna pequeña mancha en la tela o piel no serán necesariamente una situación que te implique repararla, pero si lo puede ser por ejemplo algún desgaste en las llantas.

Las agencias de carros nuevos que han abierto el segmento de seminuevos tratan de vender autos en muy buenas condiciones pero siempre será necesario una revisión minuciosa de los detalles y, de ser posible, hacer una prueba mecánica y de manejo.

Garantía extendida.

Pregunta a la agencia de autos si adicionalmente a la garantía que te ofrecen se puede obtener una garantía extendida por más años.

Tomando en cuenta que es un carro usado, muchas veces nos puede quedar la duda si no habrá un vicio mecánico oculto que, más temprano que tarde, impida el correcto funcionamiento del coche y te empiece a costar dinero extra.

La regla de oro en el consumo es comparar.

Un seminuevo sigue siendo una compra que se basa en los principios básicos del consumo: el de comparar alternativas de acuerdo con elementos como rendimiento de gasolina, el costo de los servicios, qué tan cotizados son en caso de reventa y cuánto pagarás por el seguro mismo que, recuerda, será obligatorio desde el 2015 para circular en carreteras federales.

www.pesosycentavos.com.mx

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 5 de abril de 2020 No.1291