Con todos encerrados en casa las 24 horas durante 2 a 4 semanas por culpa del coronavirus, puede tornarse difícil la convivencia familiar. Habrá alguno que ocupe horas el cuarto de baño para darse una simple ducha, otro no querrá bajar el volumen de la música que está oyendo, y uno más se apoderará del televisor sin dar ocasión a los demás de escoger programas o películas. Igualmente, las cosas no estarán guardadas en sus sitios, generando un ambiente de caos, y mamá, como siempre, será la que cocine y limpie sola.

¿Cómo sobrevivir a la cuarentena? Las familias numerosas son ejemplo de que la convivencia armoniosa es posible, a pesar de los recursos limitados. Aquí hay algunos ejemplos de lo que los matrimonios con más de tres hijos han sabido implementar, y que hoy podemos copiar en cualquier hogar:

  • Cada quien es responsable de tender su cama antes del desayuno, y de limpiar y ordenar la recámara donde duerme.
  • Los juguetes, libros, revistas, películas, gadgets y demás cosas que se utilicen para pasar el rato, son puestos en su lugar antes de irse a acostar.
  • Hay un rango de horario para levantarse, para tomar los alimentos y para irse a dormir.
  • Se planifica el menú, a fin de que todos puedan comer lo mismo y no haya desperdicio de alimentos.
  • Hay tareas generales que se pueden ir rolando por días: poner la mesa, lavar y guardar los trastos, ayudar en la preparación de las comidas, barrer, etc.
  • En el tiempo de descanso cada quien puede hacer libremente lo que quiera, pero tratando de no molestar a otros.
  • Se fomenta la convivencia familiar haciendo actividades juntos: juegos de mesa, algo de ejercicio, ver una película, leer un cuento, rezar en familia. etc.
  • La transgresión de acuerdos familiares debe tener alguna consecuencia, aplicándose algún correctivo que mamá y papá decidan: castigo del celular por un día, etc.

Si alguno tiene que hacer labor de oficina en casa debido a la contingencia, el resto de los miembros de la familia deberá respetar su espacio durante el horario de trabajo, para facilitarle el cumplimiento del deber. Y no se olvide, cuando con el paso de los días la estancia en el hogar se vuelva fastidiosa, que no es tiempo de vacaciones y que, por tanto, ponerse a repasar las materias escolares puede ayudar muy positivamente a sobrellevar los días.

TEMA DE LA SEMANA: LA FAMILIA, EL MEJOR RECURSO CONTRA LA ADVERSIDAD

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 29 de marzo de 2020 No.1290