Fundamental, la práctica del amor en la vida de pareja y la familia.

Por Sergio Estrada

El libro: “Esposos, amigos del esposo”, basado en las traducciones profundas e inéditas de homilías, cartas pastorales y de cuaresma de san Juan Pablo II cuando era arzobispo y cardenal de Cracovia entre 1966 y 1978, está dirigido a los matrimonios y las parejas para saber cómo tener un matrimonio y noviazgo perdurable y pleno, basado en el amor y reflejándose en las fortalezas de las familias.

El padre Gaspar Guevara Espinosa y Alejandro Landero Gutiérrez, Presidente y Director Nacional, respectivamente, del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, sección mexicana, que fue fundado por san Juan Pablo II en 1981, presentan en la recopilación una síntesis antropológica y teológica del amor esponsal y el significado de la alianza matrimonial en relación al sentido del amor.

“Los temas en los que está basado el libro son dos cuestiones: ¿Por qué el amor es la vocación fundamental de cada persona?, que fue una de las líneas que guió el pontificado de san Juan Pablo II como filósofo, pensador y cardenal; y, por otra parte, explicar: ¿Por qué el amor es una parte fundamental del ser humano y por qué la persona se realiza desde el amor?”, señaló Alejandro Landeros.

San Juan Pablo II afirmaba que para encontrar el amor verdadero tenemos que descubrir la verdad del amor, siendo una filosofía fundamental para los jóvenes, novios y matrimonios que encuentran la verdad del amor, un amor de carácter personal y no de anonimato que al final se une en una unidad de pensamiento.

El compendio explica la importancia del sacramento del matrimonio, así como el significado de la alianza de la mujer y el hombre custodiada por el matrimonio. “Es una gran reflexión en estos momentos, porque muchos jóvenes están en duda de casarse y por la guerra de géneros que se está dando entre varón-mujer. Hay que entender que el matrimonio custodia al amor, además de ser el custodio de la alianza que Dios desde el inicio de la creación ha dado”, subrayó el responsable en México del Instituto fundado por san Juan Pablo II.

Líneas a seguir

Dentro de las conclusiones del ejemplar, se destaca que el amor se aprende, es decir el amor no es espontaneidad, es un sentimiento que se debe atender para preguntarnos: ¿Cómo vivimos este sentimiento que nace del corazón de cada ser humano? El amor se tiene que aprender, es lo que enseñaba san Juan Pablo II. El amor se cultiva cuidándolo, teniendo detalles, paciencia, capacidad de escucha, y si no se cuida se pierde todo. “El amor se cultiva y hay que tenerlo presente”.

El amor auténtico se renueva y tiene que escapar al tedio y no dejarse envolver por las heridas, por el rencor y pesimismo. San Juan Pablo II dijo: “El amor se aprende, se cultiva y se renueva, porque el amor es Dios. Este amor vencerá, porque es más grande que el propio hombre”. El libro contiene temas como: la Iglesia en los corazones humanos, el derecho de los padres a la educación religiosa de los hijos, la vocación de esposos y padres. Más información en la página:

www.familia.edu.mx

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 10 de mayo de 2020. No. 1296