Una semana de celebración por el quinto aniversario.

Por José Antonio Varela Vidal

El Papa Francisco ha demostrado al mundo la importancia que le brinda al tema del medio ambiente, al declarar una semana de reflexión y festejo de su más célebre encíclica, Laudato si’, en el quinto aniversario de su publicación.

Y lo ha hecho mediante un “martillazo” -término muy a los tiempos-, para concentrar la atención durante unos días acerca de cuán conectada debería estar la humanidad con su entorno natural y en la convivencia con sus semejantes. El fin es alcanzar el ansiado equilibrio ecológico, que permita una toma de conciencia, seguida de la preservación de la naturaleza y de sus grupos originarios, para así lograr el tan ansiado desarrollo sostenible. 

Por un mayor compromiso

Para lograr este propósito, el Santo Padre ha convocado a los católicos y personas de buena voluntad a la denominada “Semana Laudato Si’”, que este año se desarrollará del 16 al 24 de mayo. El domingo, cuando termine la semana, está previsto un día mundial de oración. 

Esta iniciativa, que tiene como tema Todo está conectado”, es promovido por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano y cuenta con un video mensaje de convocatoria del Papa.

En el mismo, Francisco es enfático al recordar: “Renuevo mi llamado urgente a responder a la crisis ecológica. El clamor de la Tierra y el clamor de los pobres no dan para más. Cuidemos la creación, don de nuestro buen Dios Creador”.

Por ello, queda claro que se le haya dado una semana entera para la puesta en práctica de este documento que remeció conciencias y generó escozores; pero lo mejor de todo fue que dio nuevas esperanzas de que el clamor del pueblo -tal como en Egipto- había llegado hasta Dios.

Acciones y plegarias

La semana conmemorativa demandará de la creatividad y compromiso de todos aquellos que, de manera consciente o impulsados por la urgencia del llamado, quieran ponerse en primera fila y responder a los desafíos frente al medio ambiente,  que retan a la humanidad. Lo dijo mejor el Papa Bergoglio: “Dios perdona siempre; nosotros a veces, la naturaleza nunca”.

Serán ocho días a los que se podrá acceder a capacitaciones en línea, “webinars” con mesas redondas entre los involucrados, así como material para la oración y la reflexión, tales como novenas y subsidios escritos para descargar.

Parte de este material en español se puede encontrar en el enlace www.laudatosiweek.org/es/. Asimismo, es recomendable la propuesta de  ONG Carmelita, entidad católica dedicada a los temas medioambientales y que ejerce como grupo de incidencia en la ONU. La web de la Red Eclesial Panamazónica (Repam) también puede ser consultada.

Dicho esto, hay muchas actividades por realizar en las diócesis y movimientos, congregaciones y escuelas durante estos días, con el fin de llevar a todos hacia una verdadera “conversión ecológica”.