El formato cambia, pero el mensaje sigue siendo Jesús.

Sin dejar su presencia en otras redes sociales como Twitter y Facebook, la religiosa Xiskya Valladares, conocida como la monja “twittera”, ahora está en TikTok, la famosa plataforma de videos cortos, con diferente temática.

La religiosa, originaria de Nicaragua, radicada en Mallorca, España, trabaja día a día por difundir la evangelización digital que, dice, “no consiste en trasladar a las redes sociales toda la mentalidad analógica o todo lo que se hacía en la pastoral social, porque eso ya no funciona.

Los lenguajes y los formatos han cambiado; los mensajes, no. Significa que hay nuevos géneros de videos, nuevos estilos de fotografía, un nuevo modo de comunicar que es completamente diferente y que es el que atrae a la gente. En cambio, el mensaje no puede cambiar en ningún caso, porque el mensaje es Jesús. Al final, lo que tenemos que hacer es desaparecer nosotros, para que aparezca Jesús en esas personas”.

Ahora, sobre TikTok, comparte que “después de unos meses de inmersión en la nueva red social de los jóvenes, debo reconocer que mi experiencia ha sido sorprendentemente positiva. Lejos de las críticas que había leído acerca de los contenidos frívolos y superficiales de TikTok, en esta red social podemos encontrar gente de todo tipo y edad, temáticas y estilos; y, sobre todo, creatividad”.

Y reafirma: “evangelizar hoy en las redes no es trasladar las acciones pastorales de siempre a la pantalla digital. Y TikTok puede enseñarnos mucho a este respecto”.

Xiskya, señala algunos ejemplos de cuentas cuyo contenido busca aportar algo bueno:

  • La creatividad: El principal valor de TikTok. Los videos (mínimo 15 segundos y máximo 60 segundos) son por lo general muy pensados y muy logrados. Ej. @jordi.koalitic, @besugoboss.
  • El humor: Cualquier tema es tratado con un humor natural, incluso los más profundos. Ej. @godinezlc (sacerdote), @pabloshow.
  • La autenticidad: Sus mensajes se notan muy auténticos, los viven, además, con pasión.
  • El dominio de lo digital: Conocen y dominan todas las Apps necesarias para conseguir los videos y fotos que quieren y muchos enseñan a otros gratuitamente. Ej. @somos_pd, @revolucion.panda.
  • El sentido de justicia: Lo político no les interesa; pero la justicia social, sí.
  • La sensibilidad: Muestran una sensibilidad admirable ante temas a los que nosotros no daríamos tanta importancia. Ej. @syouma0724, @rorroechavez.
  • Interés por lo espiritual: A veces sin nombrar a Dios, otras incluso nombrándolo, lo espiritual para ellos es un valor, no así la Iglesia. Ej. @camilo_02_88 (sacerdote).
  • Generosidad: Todo lo comparten, los conocimientos, la intimidad, los sentimientos. Ej. @jan_es, @eugeoller, @letsspeakenglish.
  • Ingenio: Los montajes físicos que crean son asombrosos para conseguir su fin. Ej. @faffapix, @howtomakeitdone.
  • Capacidad de síntesis: En 15 o 60 segundos son capaces de transmitir mensajes completos y muchas veces profundos o interesantes.

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 24 de mayo de 2020. No. 1298