Hay gente que desde antes de que iniciara el confinamiento en su ciudad ya se estaba preparando para ayudar a los más vulnerables. Las iniciativas van surgiendo en el camino, según las circunstancias. Y lo bueno es que la inventiva humana no para, y que una buena idea surgida en, por ejemplo, Europa o en Asia, puede ser replicada en África o América, o bien puede adaptarse a otras condiciones, o bien, simplemente servir de inspiración para crear otras nuevas. Lo importante es ayudar a la mayor cantidad de personas que sea posible.

Aquí hay algunas acciones que se han implementado México o en otros países:

“Mexicanos contra la pandemia”

Es un grupo de más de 20 asociaciones que reúne donativos en especie y económicos para el personal de salud de los hospitales, para que cuenten con lectores infrarrojos de temperatura, mascarillas y gel antibacterial. La primera entrega de ayuda que hizo este grupo fue al Hospital de La Raza en Ciudad de México, pero la idea es que el material llegue directamente a médicos de todo el país.

En Colombia, “Sopitas con amor”

La pandemia llevó a cerrar los restaurantes en Colombia, entre ellos los de la cadena de restaurantes de Edwin Contreras, quien se puso a pensar qué hacer con la comida y decidió hacerla llegar a los necesitados. El proyecto funciona con decenas de personas, que participan ya sea preparando la sopa del día (se busca que contenga algún tipo de proteína), envasándola en recipientes desechables individuales, o manejando su automóvil a los barrios más pobres, donde distribuyen las sopitas.

Voluntarios en Reino Unido

Las redes sociales están inundadas de medio millón de ofertas de ayuda y apoyo para los necesitados y los trabajadores de primera línea en Reino Unido. Cada uno ayuda como puede, desde sus capacidades. Por ejemplo:

La organización de ayuda humantaria Khalsa Aid distribuye, con ayuda de 25 voluntarios, alimentos a hospitales de Londres y Slough. La mayor parte de la comida ha sido donada por restaurantes.

La joven Charlotte Bredael, de Newcastle, que dirige un pequeño negocio donde asiste a fiestas infantiles disfrazada de princesa, ahora está creando videos desde su casa con su disfraz para animar a cualquier niño que se sienta deprimido.

Josh Ezekiel, un estudiante de tercer año de Ingeniería Química en la Universidad de Bath, está ofreciendo clases gratuitas como tutor remoto en matemáticas, física y química.

Cápsulas para transporte

Dado que no en todas partes hay suficientes cápsulas para transportar a pacientes infectados con covid19 en las ambulancias, en el estado de Coahuila, con el apoyo de la Secretaría de Salud de aquel estado, un grupo de personas comenzó a fabricar una alternativa artesanal para dichas cápsulas mediante tambos plásticos de 200 litros cortados a lo largo y unidos entre sí. Son una buena barrera para que el personal de las ambulancias no entre en contacto con el virus al transportar a los enfermos.

Ante el mismo problema, en Los Cabos, Baja California Sur, se ideó fabricar cápsulas de transporte con alambrón, cartón grueso y plástico transparente.

“Cartas con alma”

Es una iniciativa puesta en marcha en España por Cristina Marín Campos, médica del Hospital La Princesa de Madrid. Consiste en escribir y enviar una carta a un correo electrónico de la promotora de la iniciativa, pero dirigida a aquellos enfermos ingresados con coronavirus, pues están solos, separados de sus familias. Se les escribe un mensaje de ánimo o una pequeña historia que sirva para distraerlos de su dolorosa situación, y el hospital se los hace llegar.

Solidaridad vecinal

Es la forma de ayudar que está al alcance de todos, pues se puede ser solidario con la gente que está cerca: familiares y vecinos que se hayan quedado desamparados y que durante esta crisis necesiten ayuda con su vida diaria:

Hacerles el mandado, ir por sus medicinas a la farmacia, regalarles una despensa, o bien prepararles la comida y llevárselas; platicar con ellos, escuchar sus angustias, consolarlos, rezar con ellos, etcétera.

En resumen, no hay límites para ejercer la solidaridad.

En Querétaro, comida para llevar

Para aquellos que ya no venden, que perdieron su empleo, o aquellos que ya no encuentran en las calles de la zona metropolitana de Querétaro quién les ofrezca un alimento, la sociedad civil ha habilitado lugares que ofrecen comida en forma gratuita y solidaria. Quien de veras lo necesite sólo necesita acudir llevando un trasto para que le sirvan la comida; y quien pueda y desee apoyar, puede hacer un donativo para que estos lugares sigan dando esta ayuda a los más necesitados.

Hasta ahora, los lugares que prestan esta ayuda son ocho:

  • Restaurante “Toño”, en avenida Peñuelas 19 (dentro de Plaza Máster), Colonia San Pedrito Peñuelas.
  • Calle Totonacas 111, Colonia Cerrito Colorado.
  • Privada Alejandra 101-109, Colonia Ex-hacienda El Tintero.
  • Avenida Laguna 301, Colonia El Rocío.
  • Calle 16 de Septiembre 71, esquina con Altamirano, Colonia Centro.
  • Comedor “Ayudando.mx”, calle 15 de Mayo 52, Colonia Centro.
  • Privada Río Cazones 103, Colonia Menchaca 3a sección.
  • Marte 3, Colonia Los Cedros.

TEMA DE LA SEMANA: ABRIR EL CORAZÓN AL OTRO

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 3 de mayo de 2020. No. 1295