El escritor, filósofo y conferencista español, Marcelo López Cambronero, presenta su ensayo “Covid-19: el origen de la pandemia”, una investigación realizada entre enero y mayo de 2020, donde deja ver su preocupación por la falta de respeto a nuestra casa común, las mentiras, la información falsa que circula y la poca capacidad de algunos gobernantes para reaccionar ante el nuevo virus.

En entrevista para El Observador, nos comparte algunas reflexiones al respecto

Por Rubicela Muñiz

Marcelo: recientemente has publicado el ensayo titulado «Covid-19: el origen de la pandemia», que puede encontrarse en la plataforma lektu.com ¿Qué te movió a escribirlo?

▶ Dos cosas: la desinformación sobre este nuevo coronavirus y, en segundo lugar, los mensajes falsos que estaba enviando el gobierno chino y que algunos medios internacionales acogían sin llegar a contrastarlos.

Sin embargo, había una verdad que se podía descubrir acudiendo a fuentes bien informadas
y de calidad, así que me puse a ello.

Lo que está sucediendo, ¿tiene que ver con la falta de cuidado con nuestra casa común?

▶ Sin lugar a dudas, y en esta dirección se orienta el libro: los Estados están enfrentados en una guerra por la creación de armas biológicas que conlleva el tráfico de virus peligrosos, el desarrollo de centros de investigación secretos y mal adaptados para el estudio de gérmenes que en ocasiones superan el 80% de la mortalidad, con procedimientos inadecuados y en los que se han producido numerosos accidentes.

Todo esto lo cuento con detalle y datos precisos. Podemos ver que no respetamos la naturaleza: la manipulamos y la modificamos para orientarla hacia el mal y ponemos en riesgo la vida de la humanidad.

Planteas, además, la importancia de la capacidad de reacción para frenar la pandemia. ¿Cómo evalúas la capacidad del gobierno de tu país, y del mundo en general, ante el contagio inminente?

▶ Las reacciones han sido muy dispares. Los países que ya habían sufrido el anterior coronavirus (el SARS) estaban mejor preparados. Taiwán, por ejemplo, estaba completamente listo el 20 de enero, ¡y no tuvo ningún caso hasta el día 21!, pero sabía a lo que se enfrentaba.

En España tenemos un gobierno muy ideológico que ha puesto por delante sus intereses políticos a la salud de la población.

¿Los ciudadanos podemos estar tranquilos con los informes oficiales que nos brindan?

▶ Hay una gran crisis de confianza en los gobiernos, y la culpa es del poco amor a la verdad y al honor de nuestros dirigentes.

Al mismo tiempo, con muy poco esfuerzo, podemos encontrar otras fuentes que nos permiten entender mejor lo que realmente sucede: la OMS, las revistas académicas internacionales, etc.

Gran parte de lo que sabemos se lo debemos al trabajo de los periodistas independientes. ¿Cuál es la importancia de la información libre?

▶ Es la gran ventaja que nos proporcionan los medios independientes e Internet. Podemos buscar más y mejor información. Al mismo tiempo, tenemos que tener criterio para seleccionarla.

El libro está basado casi en un 90% en datos tomados de revistas especializadas que están al alcance de todos, y un 10% en testimonios de disidentes chinos, que he tenido que contrastar con mucho esfuerzo y paciencia. La información libre es necesaria para la salud de nuestras democracias.

Dentro de esta nube de información también abundan las noticias falsas. ¿Cuál es la que más te ha sorprendido?

▶ Precisamente la proliferación de noticias falsas, esa niebla de desinformación, es uno de los mayores riesgos para la libertad. Nos confunde, nos dificulta saber qué es lo que está sucediendo. Desde el punto de vista del origen de la pandemia, que es lo que yo he trabajado en este libro —que es una especie de informe, o casi un documental— lo más sorprendente es cómo China crea un relato completamente falso de la realidad y, sin embargo, la prensa, incluso la de mayor prestigio, no descubre que es mentira hasta pasados casi dos meses.

Recientemente el Papa Francisco publicó el libro “La vida después de la pandemia”. ¿Cómo crees que reaccionaremos y en qué debemos poner especial atención?

▶ He tenido la oportunidad de leerlo y es un libro fantástico, que recomiendo de corazón. Algunos dicen que seremos mejores personas, pero no es verdad. No seremos ni mejores ni peores porque pasemos más tiempo en casa, porque estemos solos o porque hayamos pasado miedo.

Solo seremos mejores si deseamos serlo, si cambiamos nuestra mirada hacia la realidad y hacia los otros, y eso no suele ser un fruto de nuestro esfuerzo, sino de la Gracia de Dios. Tenemos que pedirlo. ¿Queremos poner atención en algo en especial? Pongámosla en Cristo: Él es quien hace nuevas todas las cosas.

¿Has sufrido cambios personales y profesionales durante la cuarentena?

▶ Dar clases virtuales es agotador… He disfrutado de mis hijos. He disfrutado mucho. Poder mirarles sin estar tan despistado como en otros momentos, conocerles mejor, hablar con ellos, sentir con fuerza cómo deseo su bien… ha sido la experiencia más bonita de estas semanas.

Más del autor

Marcelo López Cambronero es autor de “La Edad Virtual. Vivir, amar y trabajar en un mundo acelerado” (Encuentro, 2019), “Mayo del 68: cuéntame cómo te ha ido” (Encuentro, 2018), “Dostoievski, la cuestión maldita” (Fundación Emmamuel Mounier, 2017), “Francisco, el Papa Manso” (Planeta, 2013), “La Idea Rusa” (Nuevo Inicio, 2009), “¿Quién decide el destino de los hombres? Invitación a la lectura de «Vida y Destino» de Vasili Grossman” (Encuentro, 2008), entre otros.

Búscalo

“Covid-19: el origen de la pandemia”, se encuentra disponible en la plataforma lektu.com

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 31 de mayo de 2020. No. 1299