Entrevista a Marcela Szymanski, directora en jefe del Informe de Libertad Religiosa en el mundo 2021, de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN)

Por Ana Paula Morales

En sus propias palabras ¿Qué es la libertad religiosa?

La libertad religiosa es un derecho humano, individual y fundamental, tomado del artículo 18 en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Es un derecho que conviene comprenderlo con todas sus dimensiones desde el principio. Tiene cuatro dimensiones:

  • La primera es, que todo ser humano tiene derecho a tener o a no tener una religión.
  • La segunda dimensión, que uno puede cambiar de religión.
  • La tercera dimensión, es la libertad de vivir de acuerdo con estos principios individual o colectivamente.
  • La cuarta dimensión es vivir de acuerdo con estos principios en público y en privado.

Esto es lo que nunca se debe confundir con una definición limitada tal como es la así llamada “libertad de culto”, que es una palabrería ingeniada por los llamados “humanistas”, que son los masones y los ateos, y lo que intentan es eliminar todo aspecto religioso de la vida pública. Hay que evitar en todo momento y en todo lugar decir: “libertad de culto”, ya que esta no es más que la mitad de una de las cuatro dimensiones de la verdadera libertad religiosa definida por las Naciones Unidas.

En la rueda de prensa de ACN, usted haciendo alusión a un mapa teñido de rojo por la dolorosa realidad de discriminación y persecución que existe en el mundo, expresó que no ha cambiado nada desde la última vez. Entonces ¿Quién o quiénes han actuado para que el rojo no destiña, sino que se extienda? ¿Quién puede hacer algo para que esta situación se detenga o bien comience a disminuir? Y ¿Por qué usted le llama el mapa de la impunidad?

Hay una serie de acciones que se pueden hacer contra cualquier violación de derechos humanos. La primera de ellas es: identificar y denunciar. Como tú lo sabrás bien somos extremadamente buenos en identificar todo lo que los demás no hacen, pero no somos tan buenos haciendo lo necesario para promover y proteger lo que nos pide el derecho, tal como está expresado y como lo buscamos; por lo que siempre hay esa primacía de criticar sobre del que hace.

INFORMAR EN LA RESPONSABILIDAD

Entonces, para poder pasar al otro nivel tenemos que no sólo seguir informando, como lo hacemos en esta Fundación de “Ayuda a la Iglesia Necesitada” por medio de este informe, sino que también lo que debe ser es que quien lo sea o cualquiera que sea el usuario de este informe que tome las acciones apropiadas dentro de su propio mandato. No solamente la oración, que es verdaderamente lo que más salva a nuestros hermanos y hermanas más perseguidos, sino que también realizar propuestas a quienes son los que deciden, y decirles: “Miren, está dentro de su poder la relación que se tiene entre nuestro país y este otro. Por favor, haga en suerte que se aplique presión”; por ejemplo: El presidente de Nigeria, para que asuma su responsabilidad para proteger a todos los ciudadanos, no nada más a los musulmanes.

RECORDAR COMO DEMOCRACIA

El papel ciudadano en las democracias, como muchas existen todavía en América Latina, se tiene que hacer un recordatorio a los miembros del gobierno, tal vez a través de sus representantes o de otros, que ellos firmaron acuerdos de derechos humanos y que tienen compromisos relativos a ellos. De ahí que cualquier violación a estos compromisos, que son bastante claros, deben ser denunciados, como, por ejemplo: el de permitir que los padres sean los que se ocupen de la educación de sus hijos según sus propias convicciones, ese es uno de los elementos que se viola con más frecuencia, y eso es algo que debe comparecer con procesos delante de la Corte Internacional o la Corte Interamericana de Justicia y comenzar a hacer presión.

LOS TRES MAPAS

Ahora, yo dije que este es el mapa de la impunidad. El mapa que les presentamos es en realidad tres mapas. Es el mapa en donde se realiza la mayor discriminación y violación de derechos humanos en general. Entonces hay discriminación y persecución por pretextos religiosos. Es el mapa de la gente que tiene la fe más grande del mundo. Todos esos países están llenos de gente que están dispuestas a morir por su fe. Es también un mapa ejemplar, porque nos ayuda a recordar que en toda esa parte del mundo la religión no es cosa del pasado, nos ayuda a hacer ver que en todos esos países la gente está dispuesta a morir pro sus principios. Además, es el mapa de la impunidad, porque son los países en los que los gobiernos logran esquivar absolutamente cualquier castigo por estar desprotegiendo a sus ciudadanos, por estarlos discriminando a causa de la religión que ellos tienen; básicamente acusando a la víctima de ser de la religión equivocada. Entonces, este mapa es bastante importante considerarlo en esas tres dimensiones, es el de la persecución, pero también es el de la gente con más fe y es donde debemos acentuar más nuestra acción legal y de todo tipo para que ya dejen de salirse con la suya.

Dentro de su experiencia laboral de Advocacy de lobbying para las relaciones gubernamentales, usted expresó que cuando ha presentado una situación ante ciertos gobiernos, de entrada le dicen que ellos no enviarán ejército alguno, a lo cual usted mismo responde que ‘no necesitan enviar un ejército porque hay muchas otras cosas que se pueden hacer antes’. Entonces, ¿Qué acciones se pueden tomar en este sentido, antes de llegar al punto de enviar ejércitos?

En su origen, los problemas que escuchamos a menudo comienzan con una violación de la libertad religiosa, pero a los diplomáticos y a los responsables políticos les planteamos las consecuencias de estas violaciones, invocando las responsabilidades de los Estados en materia de derechos civiles y políticos, y en todos los derechos humanos de la Declaración de la ONU. Enfrentamos verdaderos crímenes, castigados por la mayoría de los Tribunales del mundo. En cuyo origen hay una violación del artículo 18 de la Declaración de la ONU. Por ejemplo, en Pakistán, un hombre secuestra a una niña cristiana o hindú –suponiendo que nadie la defenderá a ella, ni a su familia- para violarla y mantenerla como esclava sexual mientras amenaza a su familia, todo con el pretexto de la conversión religiosa. El secuestro y la violación son delitos en Pakistán, pero como alguien lo llama «matrimonio forzado», se olvida que son verdaderos delitos.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS ESTADOS

En cuanto a las herramientas diplomáticas se buscan formas de acceso particulares para fortalecer la influencia que pueda tener el tomador de decisiones ante el diplomático o el legislador, puesto que estos últimos siempre quieren hechos, cifras y bases legales, y nosotros tratamos de tener todo eso para ellos. Pedimos ante todo una presión política sostenida y basada en las responsabilidades de los Estados. La intervención armada es algo que no corresponde pedir.

LA DIPLOMACIA COMO HERRAMIENTA

Encontramos y proponemos el uso de herramientas diplomáticas respaldadas por el derecho nacional o internacional, por los acuerdos comerciales y por los pactos de la ONU sobre derechos civiles y políticos. Hacemos esto teniendo en cuenta las plataformas nacionales y multilaterales. Además, establecemos alianzas ad hoc y compartimos las tareas entre ONG de ideas afines, de acuerdo con nuestras habilidades. Somos muy pocos en el mundo que abogan por la libertad de religión, por lo que aceptamos ofertas de ayuda cuando parecen encajar en la estrategia.

En rueda de prensa me llamo mucho la atención que muchos gobiernos han firmado pactos internacionales, como por ejemplo el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que es derivado de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el cual tiene 173 países ¿Cómo es posible llevar a los gobiernos ante tribunales internacionales?

Siempre hay que apoyarse en grupos de abogados cristianos católicos que puedan existir en el país, si no hay, pues entonces el que haya representado a un país más cercano. Por ejemplo, aquí en Europa, el que trabaja con algunas organizaciones como “El Centro Europeo de Leyes y Justicia” que está en Estrasburgo, o bien, hay algunos grupos en Inglaterra, sobre todo en Eslovaquia en donde hay abogados que se especializan en casos de violaciones a la libertad religiosa, que pueden tener un millón de facetas. Entonces, es necesario trabajar con esos abogados. En México no sé realmente cuáles organizaciones pueda haber, por ejemplo, en Chile está “ADF Internacional”, que es una organización de Estados Unidos fundada por un católico, que ahora es más bien evangélica, pero que tiene una gran capacidad de leyes internacionales de protección en la libertad de pensamiento, conciencia y religión, y además todos los derechos de la familia y la bioética. Es una ONG, se llama “Alliance for the Difference of Freedoms”, ADF.

Estas organizaciones lo que hacen es entrevistarse con los agraviados, el que quiera animarse a exponer el caso, y entonces explican los pasos que hay que seguir. En España existe la asociación de abogados católicos que trabajan con muchísimo éxito. En México no dudo que haya una asociación de abogados católicos.

Se dice que las violaciones a los derechos humanos no suceden de la noche a la mañana, sino que es un proceso a lo largo de los años. ¿Cómo ocurre este proceso en el mundo?

Efectivamente, la violación a los derechos humanos no sucede de la noche a la mañana. En la Unión Europea, las Naciones Unidas en Ginebra ya saben que cuando me ven es demasiado tarde, porque yo no vengo a hablar de: “Oh, ya no hay libertad religiosa”. Yo vengo a decir que están expulsando a la gente de su casa, que se están raptando y violando a las mujeres, que están quemando pueblos enteros de cristianos, etc. Entonces, cuando yo aparezco es cuando ya llevan años de estar violando la libertad religiosa. La libertad religiosa desaparece poco a poco y va pasando por etapas:

  • La primera es la intolerancia y se manifiesta por actos de odio (crímenes de odio), que son realmente crímenes de la ley, que ocurren de vez en cuando, es decir, a una persona, a un edificio, a un cementerio, al coche del sacerdote, etc. Ese tipo de ataques son los que empiezan.
  • Después esto evoluciona a lo que es la discriminación, cuando ya las autoridades están hartas de que esos comportamientos se repitan tanto y no tienen ninguna reprobación, que mejor pasan leyes que digan: “Mira, las campanas mejor ya no las suenen”, o “Mejor ya no se vistan así”, “Si quieren hacer sus procesiones mejor háganlas dentro del patio de la iglesia”, etc. Empiezan a pasar leyes y reglas que sólo se aplican a un grupo en particular. Esto es lo que más ocurre en lo que se llama “el Primer Mundo”, van sacando poco a poco toda la manifestación religiosa del ambiente público.
  • Entonces, después de la discriminación se pasa a la persecución, donde ya hay verdaderamente ataques violentos contra las personas por pertenecer a la religión que les irrita. Ahí ya entran asesinatos, secuestros en masa – como en Nigeria –, una serie de cosas verdaderamente escandalosas como están pasando el día de hoy.
  • El cuarto nivel es el genocidio, cuando ya hay acciones encaminadas a la eliminación total o parcial de ese grupo religioso, o de esa comunidad que puede ser étnico-religiosa. Entonces se toman medidas, como por ejemplo puede ser la violencia sexual contra las mujeres, incluso a veces en los hombres para desmoralizarlos, a tal nivel donde ya no sean capaces de mantener una cuestión familiar, y se va desintegrando poco a poco el grupo. Hay maneras más violentas como cuando se llevan a todas las mujeres del pueblo, como lo hicieron los del estado islámico en Mosul.

Y este tipo de situaciones es lo que va pasando poco a poco. En todos los países los cristianos, los hindúes o los musulmanes que sean perseguidos están pensando: “No, pero esto nunca va a seguir”, “Alguien va a venir a salvarnos”, “Esto no lo va a dejar nadie que siga”, “Cuando haya las próximas elecciones ya no va a seguir”. Eso creían los iraquíes antes de que el estado islámico desintegrara Mosul.

Usted afirmo que las tejas de los derechos humanos siguen volando y nosotros contemplamos. En su opinión y experiencia ¿Por qué la impunidad impera y nadie hace nada en el mundo al respecto?

Tiene que ver con la pregunta anterior, con esto que tiene que ver que todo mundo piensa que: “Esto no puede continuar y que alguien va a venir a salvarnos” y nadie hace nada de lo que se espera es lo que más ocurre. Por eso la impunidad impera. Porque pasando de la primera etapa que es de la intolerancia a la discriminación las autoridades relevantes no dijeron nada. Cuando dejan que poco a poco empiece la bola a rodar, al final se hace una bola de nieve que se lleva absolutamente los derechos humanos y civiles de cantidades de personas. Y así es como empieza todo, cuando empiezan ataques a templos, ataques a personas que se identifican por su vestimenta o lo que sea, y que las autoridades competentes no dicen nada. Si no dicen inmediatamente que eso es ilegal y que van a sufrir las consecuencias esto va a seguir sucediendo.

EL ATAQUE A LA IGLESIA EN AMÉRICA LATINA

Eso lo estamos viendo en América Latina, donde eso ya es lo más normal del mundo: atacar a la Iglesia cuando hay manifestaciones sobre temas que no tienen nada que ver con la religión. Entonces ya las iglesias no saben qué poner enfrente de la puerta, además de los fieles que ponen ahí su propia cara y hasta arriesgan la vida, y nadie dice nada del poder ejecutivo, del poder judicial y del poder legislativo, porque tienen miedo de enfrentar a la gente, creyendo que es muy moderna porque ataca a las iglesias. Y eso es verdaderamente una falacia tremenda, la que se vende a través de medios de comunicación y algunas ONGs, y tal que si eres menos religioso vas a ser más rico, y eso no tiene nada que ver. Como lo vemos en los chinos que la mayoría no tiene dinero desde hace un siglo, y eso que tienen ahí el Partido Comunista Chino, y China tiene el producto interno bruto per capita igual que el de México. Entonces, ¿dónde quedó eso de que “si no tienes religión eres el más ateo del planeta y eres más rico? ”

EL SILENCIO DE LAS AUTORIDADES

Ahora bien, ¿por qué nadie hace nada al respecto? Es porque también cuando las autoridades no hacen nada por las violaciones de derechos humanos y no dicen que eso no se hace, o que no pueden quemar la iglesia, o asaltar el cementerio judío, etc. es porque también nadie lo denunció. Las víctimas mismas no tienen costumbre de ir a hacer una queja contra quien resulte responsable. Quien no deposita una queja ante el tribunal, aunque ofrezcan un pésimo servicio, como los hay en la mayoría de los países, donde las violaciones que ocurren en el sistema judicial no funcionan, pero la justicia internacional tiene muchísima más dificultad para intervenir si nunca nadie hizo una denuncia. Si hay por lo menos el papel que alguien vino 1, 2, 3 o 47 veces y nadie le hizo caso, si hay eso, hay más posibilidad que el Tribunal Interamericano o algún otro intervengan, por eso es muy importante estimular que las víctimas vayan y hagan la denuncia que corresponde, aunque después no se le dé ningún seguimiento, pero que esa demanda exista, hay que denunciar en el Ministerio Público.

¿Quiénes son los autores de la violación del derecho a la libertad religiosa?

Es muy importante esto de los autores, porque hace como unos 5 años a nadie se le hubiera ocurrido pensar cuál era la diferencia entre acusar a China, a Nigeria o a la India, o pintarlos de rojo en el mapa, más bien dicho. Hace como 5 años en Nigeria se estaba haciendo un esfuerzo de defenderse de los islamistas y al pintarlo de rojo en todos los mapas se ofendían muchísimo porque decían: “Están nuestros soldados dejando la vida y nadie nos lo reconoce”. Ahí había que hacer una distinción entre cuando el Estado es el que persigue y es un grupo externo, o es un grupo internacional de terrorismo, o bien, la gente misma que se siente superior a los de la otra religión. Entonces nosotros tenemos por eso esta distinción entre gobierno autoritario islamista extremista y supremacista etno-religioso.

EXTREMISMO Y SUPREMACISMO

La distinción que hacemos para decir que es islamista extremista es porque un islamista es simplemente alguien que predica el islam, alguien que quisiera ver más extenso el islam; pero si esta persona predica el islam más extremista, como en el siglo VII, ese es el islamista extremista que es el peligroso. Estas definiciones son muy importantes para no acusar de golpe por razón de cuánto profese esa religión a la que pertenecen los atacantes. El supremacista etno-religioso es el que se le ha hecho creer que, porque pertenece a cierta etnia y a cierta religión, o sea, a las dos juntas, es superior a todos los que no son. Así es como se crean las ciudadanías de segunda categoría. Las encontramos en la mayoría de los países islámicos, donde el islam es la religión mayoritaria porque la sharia, cuando está mencionada en la constitución como inspiración de la constitución y de las leyes, eso significa que solamente los que profesan esa religión y tienen esa cierta ley en alto son los que van a recibir, en teoría, mejor acceso a la justicia. Si por alguna razón la sharia no te la sabes y tienes más fe en la ley que está en la constitución, pues es muy probable que te vaya mal en cuestiones de justicia. Y estos gobiernos no tienen ningún empacho en decir: “Bueno, pues se te propone convertirte al islam”. “Por tonto no te conviertes”. “Si fueras musulmán también tendrías todo esto”. Entonces, esta ciudadanía de segunda clase tiene una cantidad de consecuencias impresionantes.

LAS RELIGIONES OFICIALES

Existe esta situación, y no solamente en los países islámicos, sino que también en la India, en Nepal y en algunos otros países donde el budismo es la religión principal; por ejemplo, en Myanmar (Burma), en Birmania, ahí la religión principal oficial es el budismo o cierto tipo de budismo, que si no eres de ese budismo y eres musulmán como los ruginia o eres cristiano como los cachim pues ya hay problemas. Esta situación tan tremenda es la que hace que haya mayor persecución.

Hay seis países en el mundo, pero que tienen miles y miles de millones de habitantes. Es una situación explosiva, muy peligrosa geográficamente ubicada al suroeste asiático, pero que se expande con mucha facilidad porque la gente está en busca de identidad y pueden decir, por ejemplo: “si tú eres el verdadero egipcio o sudanés…” o lo que sea, te la van a creer.

¿A qué se refiere cuando habla de secularismo? ¿Qué significa esto?

Es muy importante indicarlo porque nuestros hermanos perseguidos, por ejemplo, en Irak o en Siria, en Egipto y también en Pakistán, unos de los países de peor persecución, ellos son los que nos dicen: “Por favor, hagan presión política, en la Unión Europea, para que se les exija a los gobiernos de nuestros países que sean seculares, que separen la religión del Estado”. Se pueden imaginar que cuando esto viene de un iraquí o un pakistaní cristiano, significa que llevan años o siglos, talvez, de tener al Estado utilizando la religión mayoritaria, que puede ser el islam o el hinduismo para oprimir a los demás y no darles derechos, por ejemplo, que estudien maestrías, como es el caso en Egipto, que, si eres cristiano, a lo mejor puedes terminar tu licenciatura, pero te puedes olvidar de cualquier otro estudio superior. No puedes trabajar en altos niveles del gobierno por tu religión. Claro, en todos estos países donde a fuerzan se identifica la religión de la gente, lo que quieren es que se elimine esa identificación y que todos tengan iguales oportunidades en la mayor medida posible, y para esto es un pedido específico de nuestros hermanos y hermanas donde peor les va que el gobierno sea un estado secular.

DESAPARECER LA RELIGIÓN

Ahora, ¿qué está pasando en Occidente? Esto se lo toman a tal grado cuando ven las guerras y el Estado Islámico, decapitados en Mozambique, piensan: “Ah, entonces la religión es el problema, mejor desaparecemos la religión”. Pregúnteles a los chinos qué tanto éxito ha tenido esa empresa de desaparecer la religión, cien años tratando, y hay muchos otros que a lo largo de la historia lo han tratado sin ningún éxito, porque la búsqueda de la verdad y de la trascendencia es muy esencial para el ser humano, sea de donde sea. Nunca van a poder eliminar la espiritualidad de la gente, sin embargo, siguen tratando. Entonces empiezan a pasar reglas que eliminan de la vista del espacio público todo aspecto religioso comenzando por la que le pertenece a la religión mayoritaria. Poco a poco se va viendo una discriminación de todos los creyentes por debajo de los no creyentes. Si te manifiestas como no creyente te va a ir mejor en la vida, y esto es un secularismo mal entendido, en el que los países democráticos están apostando a que nadie se acuerda que ellos han firmado esos pactos internacionales de derechos humanos.

Por lo tanto, están esperando a que nadie se acuerde y poderse salir con la suya y agregarse al mapa de la impunidad, pero nosotros los estamos viendo y no vamos a permitir que se salgan con la suya así nada más. Por eso necesitamos que la gente denuncie, porque les están quitando sus derechos poco a poco.

El secularismo promete en un estado democrático como los que se supone que son en los que vivimos, tienen la obligación de tratar a todos los ciudadanos de igual manera, de no discriminar contra ninguno. Eso significa que el espacio público tiene que mantenerse abierto para los que tienen y para los que no tienen una religión y abierto de la misma manera para los dos.

Usted afirmó casi al final de la rueda de prensa que el mero hecho de compilar la información sobre los ataques con lugar, fecha y nombres va a lograr un cambio ¿Qué más nos puede decir acerca esto? ¿Cómo nos puede ampliar esta afirmación?

La información… ¿qué importancia tiene? La compilación de la información sobre los ataques es la base de una queja legal: ¿qué pasó?, ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿a qué hora?, ¿contra quién?, ¿quién fue?, etc. son las preguntas más simples que puede hacer un formulario súper sencillo en el que podemos ir registrando todos esos detalles, y así cuando pedimos a un legislador, a un jefe de estado o a un ministro de relaciones exteriores que hable de un asunto con su homólogo de otro país, eso nos va a ayudar a decir: “Hay tantos casos… por lo menos estos casos”, y saber al menos cuántas víctimas hay y cuántos casos se han dado. Podemos decir a esto que ha habido por lo menos unos 1500 casos de secuestro, en los que los terroristas bajan del coche solamente a los cristianos, como lo que está sucediendo ahora en Nigeria. Si podemos ir documentando ese tipo de cosas y podemos decir: “En tres meses, mire señor, esto es lo que está sucediendo” podemos presentar un caso sólido y con esta prueba que tenemos, es el presidente de Nigeria el que tiene que probar su inocencia, en lugar de que sea al revés.

DATOS SÓLIDOS

Ahora, debemos tener una documentación exacta, porque mientras más exacta sea es mejor, porque tenemos mucho la reputación de pegar de gritos y decir: “Hay miles, hay centenares y el tiempo pasa…”; y esto no sirve de nada. Entonces, necesitamos esos datos sólidos simples, es decir, no tiene por qué revelar el nombre de la víctima, es decir, se puede mantener de una manera discreta, pero hay que tenerla.

Estas son de las iniciativas que las organizaciones eclesiales o ONG’s adheridas a una Iglesia son capaces de hacerlo, porque las víctimas sean de quien sean y sea cual sea su religión, tienden a ir hacia las iglesias para buscar consuelo. Entonces, se les puede preguntar: “¿Quieres que esto lo pueda poner en algún lado? O simplemente ellos lo pueden registrar”. Se puede escribir: “Mujer X llegó con esto, tal fecha”, pero tener ya el caso registrado.

¿Qué propone usted desde su experiencia para mejorar la situación del mapa teñido de rojo que aun vemos hoy?

Yo como lobista tengo campos de acción bastante definidos. Gracias al orden internacional que permite la aplicación de los derechos humanos universales en la medida de lo posible, hay manera de seguir estas estructuras para solicitar justicia y que se promueva y proteja el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.

AIN INFORMACIÓN DE PRIMERA MANO

Propongo que cada uno haga su parte, porque también eso es otra cosa, cuando yo llego con los gobiernos a decirles de alguna situación. Lo primero que tengo que decirles es que “Ayuda a la Iglesia necesitada” es una organización que no está autorizada para recibir ningún dinero de ningún gobierno, y eso vieras cómo les cambia la cara, inmediatamente están más relajados y abiertos a escuchar a nuestro testigo y cualquier cosa que les queramos nosotros pasar. Entonces, los que deciden necesitan saber tu motivación primero, y eso ayuda muchísimo a hacer avanzar tu mensaje. Si ven que se les va a pedir dinero cambia inmediatamente la relación, es decir, algo que es muy material e inmediato; pero para obtener que te escuche la persona que puede realmente influir en el cambio de las relaciones entre su país y el de las víctimas, es muy importante tener una relación bien cultivada y basada en la confianza que permita este intercambio de información de primera mano que es el que “Ayuda a la Iglesia necesitada” propone.

AIN Y LOS OBISPOS

“Ayuda a la Iglesia necesitada” no trabaja con diásporas. Podrá ser la comunidad libanesa de no sé dónde, de tal parte, pero si no nos lo pide el obispo local nosotros no les podemos dar dinero. Entonces esto también es una situación que nos protege bastante, para que no parezca que estamos pidiendo todos la misma cosa, seis meses después de los hechos y cosas por el estilo, que es lo que nos hace perder la credibilidad.

AIN Y LA CREDIBILIDAD

Cuando empiezas a hablar de una comunidad religiosa empiezas con un nivel de credibilidad bastante bajo, sobre todo por lo que te decía que no teníamos datos sólidos o consistentes como una empresa los puede tener. Por lo tanto, tenemos que cultivar mucho nuestra credibilidad como organización que apoya a testigos. Nosotros no somos los testigos. “Ayuda a la Iglesia necesitada” no tiene proyectos, los hombres y mujeres de Iglesia que se arriesgan el pellejo día tras día, ellos son los testigos, ellos son los que saben que está pasando, ellos son los verdaderos mártires a los que nosotros servimos con honor. Para nosotros es un honor poderles ayudar a salir de esa situación que les preocupa tanto.

AIN Y LA ORACIÓN

Entonces, es una situación de la actitud que nosotros podemos tener de servicio es súper importante, para que funcione cualquier estrategia del lobby de solicitud de fondos, de presión política, de presión militar. Es muy importante que la oración siga teniendo un papel muy importante para las acciones para no hacer, como dijo el Papa Francisco: “una ONG pía, piadosa, que nada más brinda ayuda temporal”, además es muy duro cuando ves el nivel de sufrimiento tan espantoso de las madres de 300 niños que secuestraron la semana pasada en Nigeria. Son experiencias que hasta se te parte el alma. Si no estás fortalecida en oración, no les puedes ayudar en nada, porque te desmoronas igual que ellos.

AIN Y EL COMPROMISO

Por lo tanto, las peticiones de oración no son como una cantaleta, sino que con la oración uno poco a poco va asumiendo su compromiso y la necesidad de hacer su parte. “Ayuda a la Iglesia necesitada” hace una parte ínfima, los que hacen el mayor trabajo son los hombres y mujeres de Iglesia y los que pueden efectuar un cambio son los hombres y mujeres del mundo político. Ellos tienen que escuchar información sólida, fiable, y eso es lo que significa que cada uno hacer su parte.

“Ayuda a la Iglesia necesitada” puede meter 30 millones de euros en Irak, pero hacen falta 170 millones más, entonces, para eso tiene que entrar los gobiernos. Cada uno haga su parte.

Conozca más del Informe en https://acninternational.org/religiousfreedomreport/es/home/