Por Isabella H. de Carvalho, I.Media

En una carta, el Papa Francisco agradeció al cardenal Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl, el donativo de un millón de dólares a favor de los esfuerzos de vacunación a favor de los más necesitados que está desarrollando la Santa Sede a nivel internacional.

“Recibí la ofrenda que usted, en nombre de la Arquidiócesis de Seúl, me envió para proporcionar vacunas contra el COVID-19 para los pobres”, constata el papa Francisco en la carta, firmada el 1 de junio

El obispo de Roma, al mismo tiempo, da las  gracias por el significativo gesto de caridad, por el que muchas personas vulnerables y necesitadas de todo el mundo podrán beneficiarse de la vacuna contra el virus de la COVID-19 a través del servicio que está prestando la Limosnería Apostólica.

El cardenal Yeom lanzó la “Campaña de intercambio de vacunas” a principios de abril de 2021, el domingo de Pascua, como respuesta al llamado del Papa Francisco para que las naciones compartan vacunas contra la COVID-19 con países de bajos ingresos.

La campaña, organizada por la Conferencia de Obispos Católicos de Corea, continuará en las diócesis coreanas hasta el 27 de noviembre, último día de la celebración segundo centenario del nacimiento de San Andrés Kim Tae-gon, el primer sacerdote católico nativo de Corea, patrono del país.

Los fondos recaudados gracias a esta iniciativa se destinarán a la Limosnería Vaticana, que ha estado gestionando los esfuerzos de la Santa Sede para ayudar a los necesitados a responder a la pandemia.

Desde enero de 2021, la Oficina ha vacunado a casi 1800 personas sin hogar y pobres y ha donado equipos médicos y fondos para ayudar a naciones necesitadas como Brasil, India y Siria.

Imagen: Korea.net / Korean Culture and Information Service

Artículos I. Media