Estamos reanudando nuestro espacio “Amor en Acción” y en los próximos meses te estaremos presentando a mujeres católicas que han emprendido proyectos para poner el amor a Dios en alto.

Hoy te compartimos sobre la historia e inspiración detrás de Pez de Papel, una tienda online de agendas, diarios espirituales y diarios para Lectio Divina que de veras mueven el alma.

Por Nelly Sosa

El Árbol Menta: Cuéntanos un poquito de ustedes…

Pez de Papel: “Soy Marlen, mamá de 3 niñas (4 años, 2 años y 8 meses) y tengo 34 años. También soy diseñadora gráfica, estudié en la UANL en Monterrey y después hice una maestría en Design Management en Inglaterra. Me gusta muchísimo diseñar y desde hace ya casi 13 años (que fue cuando me encontré con Jesús) me he sentido llamada a utilizar el diseño gráfico para atraer personas a conocer la Palabra de Dios”.

El Árbol Menta: ¿Cómo surgió la idea de Pez de Papel?

Pez de Papel: “Empezamos a trabajar en éste proyecto unos meses después de que mi primer hija nació, hace 4 años. Al convertirme en mamá se revolucionó mi vida, comencé a redescubrirme en todos los aspectos, tenía momentos increíbles de felicidad, y también momentos de tristeza y melancolía, me costaba aceptar el gran cambio que había ocurrido en mi vida, asimilar mis nuevas responsabilidades y mis nuevas prioridades. Quería encontrar un hobbie para relajarme y hacer algo diferente. Mi hermana Ana, que también se ha dedicado profesionalmente al Diseño Gráfico, estaba empezando con un proyecto de evangelización, Karmel, y me invitó a unirme para diseñar productos para evangelizar. Empecé haciéndolo como hobbie, había semanas que hacía mucho, otras que casi nada, pero aún así, en oración Jesús siempre me animaba a seguir. Me daba la sensación de que esos pequeños pasos estaban contando, de que era mejor hacer poco, en lugar de esperar el “momento ideal”.

Karmel fue el inicio de Pez de Papel. Comenzamos a diseñar nuestros productos y a venderlos por Facebook. Poco después hicimos nuestra página web lo cual nos empezó a abrir caminos para llegar a gente de todo México. Nos dimos cuenta de la gran necesidad de Dios y empezamos a ver que nuestros productos eran un granito de arena para saciar esa necesidad. Poco después de 3 años como Karmel, decidimos formalizar nuestra marca para seguir creciendo, así que nos pusimos en oración para saber qué rumbo tomar. Orando con la Palabra de Dios, sentimos que Jesús se dirigía a nosotras y nos decía “Denles ustedes de comer” Jn 6,9, lo sentimos como un llamado, sentimos que Jesús nos pedía alimentar a Su pueblo con Su Palabra.

Pensamos por varias semanas cómo deberíamos llamar a esta nueva marca, hasta que volvimos a esa misma cita bíblica de Jn 6,9: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes y dos peces; pero ¿qué es esto para tanta gente?”. Ésta cita abarcaba nuestro sentir. “Tenemos poco para dar y Jesús nos pide alimentar a una multitud ¿cómo le vamos a hacer?” Jesús nos dijo: Yo voy a hacer el milagro, basta que ustedes den ese poco. Así surgió el nombre de Pez de Papel. Ese pez es la Palabra de Dios que es alimento, la Palabra de Dios que lees, que escribes, la Palabra de Dios que es tangible. Especialmente hemos sentido el llamado a alimentar a las mujeres de Dios, a crear herramientas para que profundicen su fe católica y la expresen sin temor en su vida cotidiana”.

www.elarbolmenta.com

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 27 de junio de 2021 No. 1355