En México, en pleno siglo XX la Iglesia Católica sufrió una terrible persecución de gobiernos anticristianos. Parte de esa historia está concentrada en la obra literaria: La Cristiada, lucha y victoria de un pueblo heroico, de los autores Socorro Héctor Tarango y Claudia Kan. Es Tarango quien, en entrevista para El Observador, nos cuenta la importancia de esta epopeya de lucha y heroísmo en el lanzamiento de la segunda edición.

Por Rubicela Muñiz

Héctor, ¿por qué su interés por la Guerra Cristera?

▶ Como autores de este pequeño y sencillo libro La Cristiada, lucha y victoria de un pueblo heroico, somos laicos comunes y corrientes que, al descubrir este tema en una lectura de los fundamentales libros de Jean Meyer, nos dimos cuenta de que la Cristiada es una epopeya, una historia digna de ser contada generación tras generación.

Después de esta convicción, cuando indagamos en nuestra comunidad parroquial, con nuestras familias, con nuestros amigos, nos dimos cuenta de una realidad muy desafortunada: casi nadie de nuestro entorno sabe o sabía algo de esta historia necesaria. La motivación fue la gran necesidad de nuestros entornos católicos de hoy, de que se conozca el tema fundamental de la Cristiada.

¿Desde qué perspectiva se aborda esta obra?

▶ Mi esposa y yo no somos historiadores, en el mejor de los casos pudiésemos ser considerados divulgadores de algún tema histórico en particular. Por ello la perspectiva que planteamos al diseñar este pequeño libro, fue relatar una historia de manera integral.

Diferentes especialistas en el tema de la Cristiada, Jean Meyer, Javier Olivera y muchos otros para no meternos en nombres, eligen a veces el área de su especialidad; sus obras están llenas de un aparato crítico, es decir, citas bibliográficas, el análisis especulativo, el análisis histórico, y nosotros consideramos que ese tipo de abordaje de un tema como la Cristiada no era prudente para nuestros hermanos sencillos del pueblo católico. Entonces, pusimos como objetivo elaborar un texto que recogiera la historia de la Cristiada de manera integral, pero con un lenguaje sencillo, claro, siempre completamente documentado. Es un trabajo monográfico.

La Guerra Cristera sigue siendo un tema ignorado por las nuevas generaciones, ¿qué ha influido para que no esté presente en la memoria de los mexicanos?

▶ Prácticamente desde el principio, como dicen varios autores que se citan en el libro, la Cristiada es un hecho histórico tan importante, tan fuerte para este país, tan necesario para nuestra memoria histórica, que fue silenciado por los gobiernos de nuestra nación.

Esta fue una guerra real y documentalmente fue ganada por los cristeros, los cristeros vencieron al ejército y al aparato de gobierno de ese entonces. Por lo mismo, para los que escriben la historia oficial, la Cristiada es un hecho deshonroso porque fueron vencidos por simples ciudadanos sin preparación militar, sin armas, sin dinero, sin equipo, sin líderes militares. Por ese hecho, y por el hecho de ser una gesta católica, una épica católica gloriosa, los gobiernos de entonces, y por supuesto que, de hoy, ocultaron y siguen ocultando la Cristiada.

Pero hay que decirlo también, de manera desafortunada, la Iglesia jerárquica también trató de ocultar este hecho por diferentes razones. En ningún momento esperemos que los textos oficiales de historia presenten la Cristiada como lo que fue y como lo que es: un hecho histórico.

A casi cien años de esta lucha, ¿quiénes deben ser los encargados de seguir difundiendo estas hazañas?

▶ Todos los católicos que amemos nuestra fe, que amemos a Cristo Rey que fue el grito de guerra de esa epopeya. No esperemos que sea la jerarquía de la Iglesia quien realice esa difusión. Creo con toda modestia que debemos ser los laicos.

Ciertamente debo reconocer que hay trabajos importantes de sacerdotes en un afán porque la Cristiada no muera como tema histórico, en un afán por rescatar ese capítulo fundamental de la historia de México, pero la misma historia del tema nos muestra que son los historiadores o los divulgadores laicos quienes deberemos tomar la batuta y difundir sin tregua, porque fue la lucha y la victoria de un pueblo heroico.

¿Por qué los católicos deben leer este material?

▶ De entrada porque es un capítulo real de la historia de México. La Cristiada, como dicen algunos autores citados en este libro, es un tema fundamental para el carácter del mexicano. Gracias a esa guerra, y por supuesto como una gracia de Cristo Rey y una intercesión de la Virgen de Guadalupe, la Cristiada y los cristeros lograron que la religión católica siguiera vigente en suelo mexicano.

De ese tamaño es el aporte de la Guerra Cristera, de ese tamaño es la deuda que los católicos de hoy tenemos con los cristeros. Por lo tanto, es fundamental, es obligado, es un derecho que todos los católicos de México, jóvenes y adultos, conozcamos el tema de la Cristiada: la lucha de un pueblo que fue heroico y que venció.

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 15 de agosto de 2021 No. 1362