1.  Alcide de Gasperi

Alcide De Gasperi (1881-1954) fue un político italiano y uno de los “padres fundadores de la Unión Europea” pues contribuyó decisivamente en la creación de las Comunidades Europeas.

Fue ministro de Asuntos Exteriores y presidente del Consejo de Ministros de Italia, así como fundador de Democracia Cristiana y último secretario del Partido Popular Italiano.

Devoto católico, la Iglesia le concedió el título de siervo de Dios en 1993, cuando se inició su causa de beatificación. De Gasperi escribió: “Hay hombres de presa, hombres de poder, hombres de fe. Yo quisiera ser recordado entre estos últimos”.

2.  Konrad Adenahuer

Konrad Adenahuer (1876-1967) fue un político de Alemania Occidental (República Federal de Alemania) y uno de los “padres fundadores de la Unión Europea”.

Como católico devoto se unió en 1906 al Partido de Centro; fue alcalde de Colonia (1917-1933) y presidente del Consejo de Estado de Prusia (1928-1933). Marginado de toda actuación pública por el nazismo, en varias ocasiones fue encarcelado; además intervino en la preparación del fracasado golpe de Estado del 20 de julio de 1944 que buscaba derrocar el régimen de Adolfo Hitler.

En 1946 Konrad Adenauer lideró la Unión Social Cristiana, y en1949 fue elegido, por un solo voto de diferencia sobre su rival, primer canciller de Alemania Occidental (República Federal de Alemania), puesto que ocupó hasta sus 87 años de edad. Para alcanzar la mayoría, hizo alianza con los liberales y renunció a la unción con los socialdemócratas. Entonces se dedicó a lograr una democracia liberal basada en la economía social de mercado y el anticomunismo. Logró la estabilidad y la prosperidad económica de su país.

Él decía: “Me gustaría encontrar y difundir la única esperanza de Europa. La única esperanza se encuentra en la resurrección de Jesucristo. Si Jesucristo está vivo, entonces aún hay esperanza para el mundo. Si Jesucristo yace en la tumba, entonces no veo la más mínima esperanza en el horizonte”.

3.  Robert Schuman

Robert Schuman (1886-1963) fue un político francés de origen germano-luxemburgués. Es uno de los considerados “padres fundadores de la Unión Europea” en referencia a su participación en la creación de las Comunidades Europeas.

Era una figura notable en los círculos católicos de París. Y se convirtió en uno de los principales dirigentes de la Cuarta República Francesa, llegando a ocupar diversos puestos: ministro de Finanzas, presidente del Consejo de Francia, ministro de Asuntos Exteriores y ministro de Justicia. Además fue elegido por los católicos como diputado.

4.  Giorgio la Pira

Giorgio La Pira (1904-1977) fue un político italiano y católico dos veces elegido alcalde de Florencia. También fue diputado por el partido Democracia Cristiana y participó en la asamblea que redactó la Constitución de la República Italiana tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Pertenecía a la Tercera Orden de Santo Domingo, fue un defensor de la paz y los derechos humanos, y trabajó por el bienestar de los pobres y los marginados. También fue promotor del ecumenismo. Fue declarado en 1980 siervo de Dios, y venerable en 2018.

5.  Aldo Moro

Aldo Moro (1916-1978), hombre de Misa diaria,  fue un político que en dos ocasiones ocupó el puesto de primer ministro de Italia. Llegó a ser uno de los importantes líderes de la Democracia Cristiana Italiana.

En 1978 fue secuestrado por militantes de las Brigadas Rojas y asesinado; acababa de conseguir un acuerdo de unión nacional entre la Democracia Cristiana y el Partido Comunista de Italia, al que se oponían Estados Unidos, la Unión Soviética, el Partido Socialista Italiano y el Partido Liberal.

Moro afirma “la plena idoneidad de la doctrina social cristiana para resolver los desafíos de la sociedad democrática”.

TEMA DE LA SEMANA: ¿SE PUEDE LIDERAR A UN PUEBLO SIN RENUNCIAR A LA FE?

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 7 de noviembre de 2021 No. 1374