Me llena de alegría presentarte a mi amiga Amy Brooks. Es una mujer con un alma hermosa, es esposa y mamá católica de tres pequeños y además es blogger en Prayer Wine Chocolate, autora y emprendedora. Conocí a Amy hace algunos años en un retiro de Catholics Online y la verdad es que ha sido una gran inspiración para mí.

Por Nelly Sosa

Amy, cuéntanos un poco sobre ti, tu familia, tu fe, tu llamado, tus hobbies.

He sido católica toda mi vida. Mis padres eran muy jóvenes cuando yo nací. Crecí en Philadelphia y una de mis vecinas, con quien jugaba y quien aún sigue siendo mi amiga, se hizo cristiana (Born Again Christian) cuando éramos chiquitas. Con frecuencia discutíamos sobre fe y sobre por qué ella no era católica. Esto me llevó a investigar mucho por mi cuenta. Me preguntaba si era católica porque eso es lo que mis papás decidieron o porque lo que la Iglesia enseña es verdadero, bueno y bello. Aprendí mucho sobre mi fe y de verdad amo ser católica.

Disfruto escribir, me encanta encontrar regalos útiles pero que también nutran la fe. Amo el senderismo y andar en bicicleta con mi hijo mayor. También me encanta visitar viñedos para hacer catas de vinos e ir a cenar o a un show cómico con mi esposo. ¡Amo escribir en mi diario de oración también!

Soy fan de Catholics Online, ha sido una gran bendición ser parte de este grupo, ¿podrías explicar de qué se trata? y decirnos ¿cómo empezó todo?

Catholics Online empezó como un grupo de Facebook para bloggers católicos y dueños de negocios. Empecé el grupo porque realmente creo que podemos ser exitosos dándonos la mano unos a otros. He visto grupos seculares compartiendo conocimientos y dando apoyo y quería ver qué podría suceder haciendo algo así dentro de la comunidad de influencers católicos.

Eventualmente pensé que sería genial tener un sitio web que reuniera a todos los conferencistas, artesanos, bloggers miembros para que católicos de todas partes pudieran encontrar inspiración unos de otros.

Quería que el sitio tuviera un mapa que mostrara en qué estado radican cada conferencista y dueño de negocio, de esta forma las parroquias podrían encontrar quien diera charlas o les pudiera vender productos católicos cerca de su misma área.

Afortunadamente, encontré a un grupo de mujeres que comprendió mi visión y vio la necesidad de una comunidad que priorizara la cooperación por encima de la competencia.

Un aspecto de nuestro grupo que es único es que incluye tanto a mujeres como a hombres. Veo muchos grupos que son sólo para mujeres, lo cual es maravilloso. Sin embargo, me encanta que éste sea para ambos. Realmente ha sido una bendición de muchas maneras conocer a todos estos católicos y trabajar con muchos de ellos.

Uno de mis mejores recuerdos es del año en que varios de nosotros nos reunimos en la casa de las hermanas que hacen los Trappistine Quality Candy en Massachussets. Pudimos orar juntos y compartimos conocimientos que han sido increíblemente útiles.

¿Puedes compartirnos tres cosas que has aprendido durante este tiempo como autora y emprendedora católica?

Confía en los Tiempos de Dios. He visto el trabajo de Dios de muchas maneras en esto.

Escribí la idea para el diario de oración para jóvenes Be Yourself Journal 17 años antes de que fuera publicado. ¡Dios sabía exactamente cómo sucedería todo! En ocasiones planeo cosas y se retrasan, pero los tiempos de Dios son perfectos. ¡Es increíble!

La Comparación es el Enemigo de la Alegría. Siempre habrá otras personas a quienes Dios llame a hacer un trabajo similar al tuyo. Celebra con ellos, colabora en sus proyectos, ora con ellos o simplemente mantén tus ojos y tus oídos atentos a las metas que Dios ha puesto en tu corazón. El amor y las bendiciones de Dios son abundantes e ilimitados. No hay que estresarse o preocuparse de más.

Cuando Dios dice no a algo, ¡dice sí a algo maravilloso! Un no puede venir de la doctrina de la Iglesia o de una tarea esencial, pero no es el fin. Yo acepté el no en ciertos caminos que pudimos haber seguido para ser padres; Dios me dio tre hijos maravillosos a través de la adopción. Acepté el no a un viaje a Italia con maravillosas mujeres católicas; Dios me inspiró para organizar retiros a través de Prayer Wine Chocolate. Recibí muchísimos nos en grupos de bloggers católicos que ya estaban establecidos; ahora dirijo un grupo que se ha convertido en una increíble comunidad.

¿Cuál es tu devoción católica número uno? y ¿qué libros has leído recientemente?

Mi devoción favorita es probablemente el Rosario. Amo la forma en que nos ayuda a orar por un tiempo determinado y cómo nos permite verdaderamente descansar en Nuestro Señor. Amo rezarlo con otras personas. Hace tiempo empecé a leer el libro Salvation is from the Jews de Roy Schoeman y este año el de la Consagración a San José del Padre Calloway y me encantó.

Sigue a Amy en Instagram y Facebook: Prayer Wine Chocolate

www.elarbolmenta.com

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 2 de enero de 2022 No. 1382