«Malo», «incoerrecto» y «terrible» son algunas de las palabras que más repiten los ateos en sus tuits, reflejo de una visión del mundo.

 

Estudiantes de doctorado de la Universidad de Illinois(EUA) realizaron una investigación la cual se basó en analizar cerca de 2 millones de mensaje de Twiter. La conclusión principal es que los creyentes son más felices que los ateos.

 

LOS RESULTADOS

El equipo de investigadores identificó las preferencias religiosas de los usuarios de Twiter por las figuras a las que seguían, centrándose en cinco figuras públicas prominentes en el campo del cristanismo y el ateísmo, respectivamente. En el caso de los cristianos fueron los líderes evangélicos Joel Osteen, Rick Warren, el analista político cristiano Dinesh D’Souza y Joyce Meyer, autora y presentadora evangélica; y Benedicto XVI (el estudio se realizó antes de su renuncia al papado).

Por parte de los ateos se incluyó a Richard Dawkins, Sam Harris, Christopher Hitchens, Mónica Salcedo y Michael Sherme. Los últimos dos se describían, respectivamente, como bloguera «atea apasionadamente franca» y escritor de ciencia fundador de The Skeptics Society.

Con un programa de análisis de textos se encontró que los tuits de los cristianos tenían con mayor frecuencia palabras que reflejaban emociones positivas, un marco de relaciones sociales y un estilo de pensamiento intuitivo, es decir, guiado por las emociones. Así encontraron que los cristianos utilizan más a menudo palabras como «amor», «feliz» y «grandioso»; «familia», «amigo» y «equipo». Los ateos usan más expresiones como «malo», «incorrecto» y «terrible», dijo Ryan Ritter, uno de los participantes en la investigación.

Estos resultados refuerzan otros estudios en este mismo sentido, pues se ha comprobado que compartir experiencias religiosas crea lazos sociales fuertes y esto repercute en una percepción más positiva de la vida.