Compuse esta melodía al recibir de mi amigo José Luis Blanco Vega estos versos suyos.

Al publicarla, hace años, le añadí este breve comentario: «Dios del claro-oscuro, de la ausencia y presencia, del nuevo encuentro en cada instante… ¿Dónde estás, Dios de mi pelea?»

¿Dónde estás, Dios de mi pelea?

He combatido contigo
toda la noche y a ciegas,
entre la luz y la sombras
de tu presencia y ausencia.

¿Dónde estás,
Dios de mi pelea,
que más hondo hieres
cuando más te alejas?

Traigo cansadas las manos
de no alcanzarte con ellas,
mientras me duelen las tuyas
donde es mayor mi tristeza.

¿Dónde estás,
Dios de mi pelea,
que más hondo hieres
cuando más te alejas?

Vuelvo después a mis cosas
como si nada ocurriera,
pero me notan que llevo
sangrando la indiferencia.

¿Dónde estás,
Dios de mi pelea,
que más hondo hieres
cuando más te alejas?

Letra: José Luis Blanco Vega

Música: Juan Antonio Espinosa

La grabación se encuentra, junto con 50 canciones más, en el Doble CD “Las Canciones de la Asamblea” y la partitura en el libro del mismo título (EDIBESA //www.edibesa.com)

Ahora puedes escuchar toda esta canción pulsando aquí

También puedes descargártela gratis pulsando aquí