«Les llaman “Las Patronas”. Son un  grupo de mujeres que desde hace más de quince años socorren a los migrantes que buscan una mejor suerte viajando agarrados del lomo del tren “carguero”, para no tener que someterse al imperio de las migraciones regentean las mafias locales de tráfico de personas.

Muchos de esos migrantes se desmayan por la deshidratación, llegan a caer sobre las vías y son arrollados y mutilados por el tren, conocido como “la Bestia”, que desde el sur de México lleva miles de centroamericanos hacia los estados Unidos. Cada vez que las Patronas ven  pasar el tren frente a sus campos, les lanzan a los migrantes bolsas de plástico con víveres y botellas de agua para ayudarles a llegar sanos y salvos a su destino».

Así es como la italiana Fundación Migrantes describe a este grupo de mujeres mexicanas que socorren a los migrantes centroamericanos en su tránsito por México. Y es que el próximo 13 de mayo, esa fundación y la Facultad de Ciencias Sociales y de Teología de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, dedicarán un encuentro para dar a conocer también en Italia este servicio concreto de «llevar a la práctica la fe católica y de servir a Jesucristo en el hermano migrante».

En el encuentro se hará la proyección un documental sobre la experiencia de este grupo de valientes mujeres, Premio Nacional de Derechos Humanos 2013, y se contará con el testimonio de Norma Romero Vásquez, representante de “Las Patronas”. En el encuentro participará también monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, Secretario de la Congregación para el Clero, anterior obispo de Papantla, Veracruz.